Selecciona tu región
Mundo

Donald Trump, sin opciones: Corte Suprema rechaza que hubo robo en Pennsylvania

El tribunal más importante del país determinó que las pruebas que Donald Trump usó para alegar que Pennsylvania hizo mala práctica en las elecciones fue desestimada

Por Andres Rodriguez

-

Estados Unidos.- La Corte Suprema de Estados Unidos asestó el último golpe el martes al esfuerzo de Donald Trump por revertir su derrota electoral cuando negó el intento de sus aliados de bloquear la certificación de votos en un estado clave de Pensilvania.

El tribunal más alto del país, que incluye a tres jueces designados por Trump de nueve, no explicó su decisión y ninguno de los miembros expresó su desacuerdo, y por ende dieron la victoria en el estado a Joe Biden

Más de un mes desde las elecciones del 3 de noviembre, Trump todavía se niega a ceder ante el demócrata Joe Biden, que tiene una ventaja de siete millones de votos, y continúa haciendo afirmaciones infundadas de fraude.

Trump y sus aliados han presentado decenas de demandas en varios estados clave, casi todas las cuales han sido desestimadas por los tribunales.

Muchos de los conteos en los estados donde Trump demandó un recuento le dieron la victoria a Joe Biden. AFP

Uno de ellos, presentado por el congresista republicano Mike Kelly, desafió la legalidad de las papeletas de votación por correo en Pensilvania, un estado crucial en el campo de batalla. Biden ganó a Pensilvania en la votación de noviembre, cuatro años después de que Trump ganó el estado.

Luego de que el caso fuera rechazado por la Corte Suprema del Estado, los demandantes acudieron a la Corte Suprema de Justicia de la Nación pidiéndole que congelara todas las operaciones electorales mientras desarrollaban sus argumentos.

Al desestimar el caso, la Corte puso fin al procedimiento y señaló que no está dispuesta a involucrarse en un litigio postelectoral.

Las elecciones y sus alegatos posteriores están cerca de terminar debido a las deliberaciones de jueces. AFP

Trump había esperado que el tribunal superior, cuyo banco se inclinó sólidamente hacia la derecha, interviniera a su favor. En 2000, la Corte Suprema detuvo un recuento en Florida, donde George W. Bush estaba solo 537 votos por delante del demócrata Al Gore, lo que permitió que el republicano ganara las elecciones.

El estado de Texas, liderado por los republicanos, presentó otra apelación el martes ante la Corte Suprema, solicitando la invalidación de los resultados en cuatro estados clave, pero los expertos no se mostraron optimistas sobre sus posibilidades de éxito.

¿Crees que Donald Trump ya haya perdido la batalla?

0%
No 0%
Síguenos en