Mundo

Dueña de funeraria en Colorado vendía órganos humanos y daba cenizas falsas

La dueña de una funeraria en Colorado, USA, acusada por las autoridades de vender de forma ilegal partes de cadáveres, se declaró culpable esta semana

Por Cristina Herrera

-

Estados Unidos.- La dueña de la funeraria Sunset Mesa Funeral en Colorado, Estados Unidos, acusada por las autoridades estadounidenses de vender de forma ilegal partes de cadáveres, se declaró culpable esta semana.

Megan Hess, quien es dueña de una funeraria en Montrose, comunidad localizada al noroeste de Denver, además de ser señalada por vender ilegalmente partes de cuerpos humanos, también fue acusada de entregar cenizas falsas a familiares que contrataron los servicios de su empresa para cremar a sus parientes fallecidos.

El pasado martes, Hess, ante el Poder Judicial estadounidense, se declaró culpable del delito de fraude postal, ilícito por el cual podría permanecer recluida en un centro penitenciario hasta 20 años.

Fue en marzo de 2020 cuando la dueña de la casa funeraria Sunset Mesa Funeral Home y su madre fueron detenidas y acusadas de ofertar partes de cuerpos humanos, para lo cual en algunas ocasiones recurrían a la falsificación de firmas en formularios de consentimiento, así como de haber engañado a las familias sobre cómo serían tratados los restos de sus familiares fallecidos.

El tribunal federal señaló que desde 2010 y hasta 2018, las dos mujeres se ofrecieron a cremar los cadáveres y dar las cenizas a sus parientes por un precio mínimo de mil dólares, pese a que muchos de estos procedimientos nunca se llevaron a cabo.

Fue en 2009 cuando Megan Hess creó una organización sin fines de lucro nombrada Sunset Mesa Funeral Foundation, la cual fungía como un servicio de intermediación de donaciones de órganos, de acuerdo a lo referido por las autoridades.

Así es como las dos mujeres transfirieron cuerpos y órganos a terceras personas para que se llevaran a cabo investigaciones sin que las familias fueran puestas al corriente de ello, refirió el Departamento de Justicia.

Aunado a ello, se descubrió que Hess y Koch mandaron cadáveres y partes de cuerpos humanos que dieron positivo o que pertenecían a personas que fallecieron a consecuencia de enfermedades infecciosas, como la hepatitis B y C, y el VIH-SIDA, pese a que certificaron que estos se encontraban libres de dichas enfermedades.

Aunque en un principio madre e hija se declararon inocentes de los cargos que se les imputaban por el tráfico de cuerpos humanos, el medio Daily Sentinel de Colorado dio a conocer que las dos se declararon culpables por fraude postal.

Te recomendamos leer:

Se tiene contemplado que Megas Hess sea sentenciada tentativamente en enero de 2023, en tanto que una audiencia de cambio de declaración de culpabilidad para Shirley Koch se encuentra programada para el próximo 12 de julio del año en curso.

Extraños ayudan a una familia a cortar el césped
Síguenos en

Cristina Herrera

Periodista

Estudié la licenciatura en Lengua y Literatura Hispánicas en la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS). Participé en el proyecto La Galatea: proyecto de investigación joven en el que se dedicó a investigar sobre la diversidad y la unidad de la lengua española, con énfasis en la comunicación y expresión humana, mismo que presenté en el 10 Encuentro Internacional de Estudiantes de Lengua y Literatura de la UAS. Actualmente, me encuentro desarrollando el proyecto de tesis

Ver más