Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

EU da 5 presos al Talibán por un soldado

WASHINGTON

WASHINGTON (Agencias, El Universal).— Estados Unidos anunció ayer la liberación del sargento Bowe Bergdahl tras casi cinco años de cautiverio en manos de rebeldes del Talibán, a cambio de la transferencia a Qatar de cinco reclusos afganos de la prisión de Guantánamo, Cuba.

El presidente estadounidense Barack Obama aseguró que su país está comprometido a lograr la liberación de los ciudadanos estadounidenses injustamente detenidos en el mundo, tras anunciar el fin del cautiverio de Bergdahl.

El mandatario explicó que la liberación de Bergdahl se completó con la asistencia del gobierno de Qatar, que accedió a acoger al menos durante un año a los cinco presos talibanes, quienes iban ya rumbo a Doha.

Bergdahl, de 28 años, se encuentra en custodia de las fuerzas estadounidenses, dijo Obama, quien estuvo acompañado por los padres de Bergdahl, Bob y Jani.

Los cinco presos afganos trasladados por EU a Qatar eran altos cargos del régimen talibán que ejerció el poder en Afganistán entre 1996 y 2001, y entre ellos se encuentra el que fuera ministro del Interior de ese gobierno y el jefe del estado mayor de su ejército.

"Hoy el pueblo estadounidense está feliz de que podamos dar la bienvenida a casa al sargento Bowe Bergdahl, retenido en cautiverio desde hace casi cinco años", dijo Obama. El gobierno de Estados Unidos intentó durante años negociar con los talibanes para lograr la liberación de Bergdahl, un sargento de Infantería secuestrado en 2009 en la provincia afgana de Paktika y por el que los talibanes habían pedido inicialmente un millón de dólares y la liberación de 21 presos.

Finalmente, hace "varias semanas" surgió "una oportunidad de reanudar las conversaciones sobre Bergdahl" que tuvo éxito gracias al "compromiso personal del emir de Qatar", Tamim bin Hamad al-Thani, explicó a los periodistas un alto funcionario estadounidense.

El sargento de Infantería fue entregado ayer de forma pacífica por un grupo de 18 talibanes a un equipo de Operaciones Especiales de EU en un lugar no especificado del este de Afganistán, y se encuentra bien de salud, según otra fuente del Departamento de Defensa.

Después de subirse a un helicóptero, Berdaghl escribió en un plato de papel las letras "SF?", preguntando si las tropas que le acompañaban eran de las Fuerzas Especiales del Pentágono, y cuando le respondieron que sí rompió a llorar de emoción, según relató esa última fuente al diario The Washington Post.

Bob y Jani Bergdahl expresaron en un comunicado la "alegría y el alivio" que sintieron cuando Obama les telefoneó para comunicarles la noticia sobre su "único hijo".

Ya en la conferencia de prensa con Obama, Bob dirigió algunas palabras en lo que el canal estadounidense CNN describió como dari, una de las lenguas en Afganistán. Según Bob, su hijo ya no podía hablar ni entender el inglés. Luego tradujo la frase que le dirigió: "Soy tu padre".

El secretario de Defensa, Chuck Hagel, fue quien reveló que la liberación se produjo a cambio de los cinco presos de Guantánamo, que ya "están en la custodia y bajo el control de Qatar y estarán sujetos a restricciones a sus movimientos".

El canje fue criticado por el influyente senador republicano John McCain, quien señaló que los presos liberados son "terroristas que tienen sangre de estadounidenses e incontables afganos en sus manos", y por el congresista Mike Rogers, que condenó a la administración Obama por "negociar con terroristas".

El gobierno estadounidense no divulgó los nombres de los presos, cuya liberación deja en 149 el número de reclusos que permanecen en la prisión de Guantánamo. El cierre de esa cárcel fue una promesa electoral de Obama en 2008, pero las trabas en el Congreso y la falta de ofertas de países para acoger a los prisioneros lo han dificultado. El canje forma además parte de un esfuerzo más amplio de reconciliación con la comisión política de los talibanes, algo que EU persigue desde hace años para garantizar el éxito de la posguerra en Afganistán.

"Esperamos que la recuperación del sargento Bergdahl pueda abrir potencialmente la puerta a conversaciones más amplias entre los afganos sobre el futuro de su país, construyendo confianza en que es posible que todas las partes encuentren puntos en común", dijo Obama. El secretario de Estado, John Kerry, telefoneó al presidente de Afganistán, Hamid Karzai, para informarle sobre el acuerdo.