Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Ejército tailandés impone ley marcial, niega golpe

BANGKOK

Tailandia, (AP).- El poderoso ejército de Tailandia impuso la ley marcial antes del amanecer del martes y desplegó tropas en el centro de Bangkok, una medida dramática cuyo fin, se dijo, es estabilizar al país del sudeste asiático tras seis meses de agitación política.

Las fuerzas armadas insistieron, sin embargo, que no se prepara un golpe de Estado.

La sorpresiva operación que deja en manos del ejército la seguridad pública en todo el país tiene lugar mientras se profundiza la incertidumbre sobre la suerte de la nación, un día después de que el primer ministro interino se negara a renunciar ante las prolongadas manifestaciones antigubernamentales.

Aunque los soldados entraron a numerosas estaciones de televisión para transmitir el mensaje del ejército, las actividades de la ciudad donde abundan los rascacielos casi no se vio afectada, ya que las escuelas, negocios y sitios turísticos mantuvieron su ritmo normal.

En una avenida importante frente a unos de los centros comerciales más lujosos del país transeúntes miraban con atención a soldados a bordo de jeeps que tenían ametralladoras montadas, quienes desviaban el tráfico. La atmósfera no era tensa y los ciudadanos se detenían a tomar fotografías con sus teléfonos móviles.

El primer ministro interino Niwattumrong Boonsongpaisan convocó a una reunión de gabinete urgente en un sitio que no se dio a conocer.

El ministro de Justicia Chaikasem Nitisiri dijo a The Associated Press que el ejército no consultó a Niwattumrong antes de tomar la medida pero minimizó la decisión y dijo que el primer ministro seguía a cargo del país, aunque el ejército es el responsable de la seguridad.

"Los asuntos de seguridad serán manejados exclusivamente por las fuerzas armadas y si la situación empeora o se resuelve queda en sus manos", dijo. "No hay motivo para caer en pánico".

Tailandia es un centro de conexión para el sudeste asiático para por una constante inestabilidad política desde 2006, cuando el hermano de Yingluck, el ex primer ministro Thaksin Shinawatra, fue derrocado en un golpe militar después de ser acusado de corrupción, abuso de poder y de irreverencia ante el rey Bhumibol Adulyadej.

El ejército tailandés, a quien muchos consideran proclive a los manifestantes opositores al gobierno, ha realizado 11 golpes exitosos desde el fin de la monarquía absoluta en 1932.

El comunicado militar fue firmado por el general Prayuth Chan-Ocha. Citaba una ley de 1914 que otorga al ejército autoridad para intervenir en momentos de crisis y dijo que había recurrido a esa acción debido a las continuas manifestaciones callejeras entre políticos rivales que "podrían impactar en la seguridad del país.

"EL Real ejército tailandés trata de devolver la paz y el orden a nuestro amado país y a cada tailandés tan pronto como sea posible", dijo. "Queremos que la situación del país se resuelva pronto".

Más tarde Prayuth llamó a los líderes del gobierno y a las poderosas agencias supervisoras a una reunión que se celebraría por la tarde.

La última ola de inestabilidad comenzó en noviembre cuando manifestantes opositores al gobierno tomaron las calles en un intento de derrocar a la entonces primera ministra Yingluck Shinawatra, quien en diciembre disolvió la cámara baja del parlamento en un intento de resolver la crisis y a partir de ese momento encabezó un gobierno con poderes militados.

A principios de este mes una corte constitucional destituyó a Yingluck y nueve ministros de su gabinete por abuso de poder pero la medida influyó poco para resolver la crisis política que enfrenta a la empobrecida mayoría rural que apoya a Yingluck con las clases medias y altas urbanas, opuestas a la exfuncionaria.

Durante la mañana el ejército emitió varios edictos. Uno de ellos solicitaba a estaciones de radio y TV que dejaran de transmitir su programación normal y emitieran información de los canales militares cuando se les pidiera.

Al menos 10 estaciones privadas de televisión dejaron de transmitir luego de que soldados armados ingresaran a sus instalaciones y les pidieran hacerlo.

El líder del movimiento de las Camisetas Rojas, que simpatiza con el gobierno, Jatuporn Prompan, dijo que su grupo acepta la imposición de la ley marcial pero "no toleraría un golpe u otro medio no constitucional" para apoderarse del poder.

Los Camisetas Rojas han llevado a cabo protestas masivas en los límites de Bangkok desde hace 10 días y Jatuporn dijo que sus seguidores estaban siendo "rodeados". Más de 100 soldados se desplegaron cerca del sitio de las manifestaciones cargando rollo de alambre de púas para bloquear caminos, al parecer estaban haciéndose cargo de la situación en lugar de la policía y tomaron posiciones en avenidas que llevan al sitio de las manifestaciones.

El lunes el primer ministro interino insistió en que no renunciaría en respuesta a la presión de un grupo de senadores que busca formas de resolver la crisis política del país.

Un grupo de 70 senadores, que en su mayoría comparten la opinión de los manifestantes antigobiernistas, propuso un plan el viernes que insta a la formación de un gobierno con total poder para realizar reformas políticas.