Mundo

"El Azteca de Oro", un pedacito de México en Texas, Estados Unidos

La cocina mexicana no tiene fronteras y se distingue por la variedad de ingredientes que logran coloridas texturas, matices un sabor único y exquisito identificable en el mundo

Por  Socorro Orozco

"El Azteca de Oro" en Texas, Estados Unidos | Cortesía

Elgin, Texas.- Está demostrado que la cocina  mexicana no tiene fronteras y se distingue por la variedad de ingredientes que logran coloridas texturas, matices un sabor único y exquisito identificable en el mundo.

Florencia y Zacarías unidos por amor y el arte de cocinar!

Hoy, desde la ciudad de Elgin, Texas les narro la historia de superación y éxito de la señora Florencia y su esposo Zacarías Villegas, dos maravillosas almas gemelas nacidas en los estados de San Luis Potosí y Michoacán, México, respectivamente.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

Juntos y con la ilusión de alcanzar una vida mejor, formalizaron sus vidas en territorio americano y con ello hace 25 años nació la idea de establecer el restaurante de sus sueños.

Florencia y Zacarías; unidos por amor y el arte de cocinar. Foto: Cortesía

Ilusionados unieron el gusto y la pasión por el arte de cocinar, esto enamoró a los texanos tras ofrecerles el mejor sabor de la cocina tradicional mexicana en su restaurante situado en el estado más grande del territorio americano, en donde son reconocidos.

La historia de amor de Florencia y Zacarías está entrelazada con la gastronomía mexicana y atinadamente se teje décadas atrás en la histórica ciudad de Elgin, situada a unas 24 millas de Austin la capital de Texas.

Narran que su trayecto a este lugar no fue fácil. Llegaron hasta Elgin por separado, en donde se conocieron y decidieron casarse para emprender una nueva vida juntos, siempre unidos por el amor y en busca de cristalizar sus propios sueños e ilusiones.

Una historia de amor sazonada a la mexicana

Tras el paso de los años el arduo trabajo de ambos dio frutos, con esfuerzo lograron adquirir el restaurante. Aquí dieron rienda suelta a su imaginación, a la creatividad para cocinar y darle punto exacto a sus exquisitos platillos mexicanos que logran exportar imaginariamente a los comensales a su lejano terruño mexicano.

Pese a dificultades y obstáculos de la vida, ellos nunca han desistido. Son perseverantes y unidos en familia con raiceas bien fortalecidas entre padres e hijos hoy saborean las mieles del éxito, y el famoso sueño americano, lo acarician y atesoran en sus manos.

Florencia y Zacarías junto a sus hijos. Foto: Cortesía

La señora Florencia y el señor Zacarías llegaron por separado a Estados Unidos. Ella vino a Harlingen, Texas en 1973, luego se trasladó a Elgin. Su esposo en 1972 arribó directo a Elgin, Texas y en esta hermosa ciudad situada en el condado de Bastrop, iniciaron a escribir su maravillosa historia de amor sazonada con el sabor y el estilo de la cocina mexicana.

Son una pareja trabajadora. A su llegada la señora Florencia laboraba realizando costuras en un taller y el señor Zacarías en una fábrica. Se casaron, luego vinieron sus hijos, tres hombres y la bella Esmeralda.

Sus hijos crecieron. La pareja buscó adquirir un lugar para trabajar toda la familia, el enfoque era estar siempre juntos, unidos con ideas motivadoras para prosperar un buen negocio y obviamente llevar una mejor vida.

Durante la plática, el señor Zacarías hombre de pocas palabras, relata que en un principio batallaron, pero el encontrar este lugar para el restaurante de sus sueños fue una bendición, coincide gustosa la señora Florencia, quien da el sazón a las delicias de este restaurante.

El señor Zacarías Villegas. Foto: Cortesía

“La necesidad te hace grande”

El Azteca de Oro, fundada hace más de dos décadas, se ha posicionado y este les deja una mejor manera de vivir a la familia Villegas. La señora, Florencia, durante la amena charla se muestra orgullosa y satisfecha con los buenos logros, y comenta. “Nuestros hijos todos estudiaron, ya no están padeciendo como uno, ahora todo es muy diferente,”.

El restaurante "El Azteca de Oro" en Texas. Foto: Cortesía

Instalados en su restaurante, con todas las medidas de precaución por la pandemia que se vive en Texas, yo frente a ellos platicamos amenamente, en donde la exitosa pareja relata paso a paso su historia de superación, alcanzada a este lado de la frontera, en un país que no nacieron, pero lo hicieron suyo a base de trabajo, dedicación, esfuerzo, lucha incasable y su gran espíritu de servicio.

La necesidad te hace grande, te hace fuerte. Si uno viene a este país es para trabajar, ahorrar, salir adelante y no tener vicios, para hacer una mejor vida”, comenta la señora Florencia, emprendedora mujer madre de la afortunada familia que hoy forma parte de las estadísticas en Estados Unidos, como ejemplo de superación y éxito.

La señora Florencia, mujer emprendedora y madre de familia. Foto: Cortesía

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo