Mundo

El #MeToo no es un movimiento antihombres, ni siquiera de mujeres

"no es un movimiento de acusar y avergonzar, no es un movimiento de Hollywood, ni si quiera un movimiento de mujeres: es un movimiento de supervivientes" declaró la fundadora Tarana Burke

Por  EFE

El #MeToo no es un movimiento antihombres, ni siquiera de mujeres(Foto Especial)

El #MeToo no es un movimiento antihombres, ni siquiera de mujeres | Foto Especial

Nueva York.- La fundadora del movimiento "Me Too" contra el acoso sexual, Tarana Burke, reflexionó este lunes sobre un 2018 en que el "hashtag" que lo popularizó "ha corrido como la pólvora", pero señaló que su misión a menudo no coincide con lo que dicen los medios pues no son "un movimiento antihombres, ni siquiera de mujeres".

"Lo que los medios han publicado el último año sobre el movimiento es incorrecto: no es un movimiento antihombres, no es un movimiento de acusar y avergonzar, no es un movimiento de Hollywood, ni si quiera un movimiento de mujeres: es un movimiento de supervivientes", especificó Burke, que ha dicho que ha tenido que enfrentar "represalias" por su posición.

En el día nacional de EE.UU. dedicado a Martin Luther King Jr., Burke pronunció el principal discurso de un evento musical y político celebrado en la Brooklyn Academy of Music, que desde hace 33 años organiza la conmemoración más multitudinaria de la ciudad de Nueva York al líder de los derechos civiles de la población negra. 

El productor de Hollywood Harvey Weinstein fue uno de lo más señalado por los simpatizantes del moviento #MeToo. Foto EFE

Burke repasó su propia carrera de casi tres décadas como trabajadora social y activista de derechos civiles y destacó la importancia de las mujeres en el movimiento encabezado por Luther King, cuyo retrato estaba proyectado tras ella en el edificio de la Ópera del BAM, la institución musical en funcionamiento más antigua del país.

La directora de la organización Girls for Gender Equity, que se consideró privilegiada de haber aprendido de personas que "dieron forma" a la historia, recordó que durante un tiempo "la gente no podía imaginar que las cosas fueran diferentes" pero "los movimientos son incrementales" y logran impacto lejos de la "gratificación instantánea" de hoy en día.

Respecto al movimiento que se inició en 2006, "Me Too", aseguró que no le importa que se haya "viralizado" hace relativamente poco porque ella "habría continuado igual" y opinó que "las plataformas llegan cuando les llega el momento", aunque debido a su popularización en las redes sociales y su presencia en los medios, ha recibido "represalias". 

El movimiento tuvo un alcance internacional, en Francia, durante una manifestación en contra del acoso sexual una mujer sostiene una pancarta que dice "Nunca más nos quedaremos en silencio". Foto EFE 

En ese sentido, dijo que las reacciones negativas sobre un movimiento que por encima de todo quiere "acabar con la violencia sexual" y apoyar a las víctimas en su recuperación "llegan en oleadas" impulsadas por los medios de comunicación, como ha ocurrido este mes tras la emisión del polémico documental sobre R. Kelly.

"En las semanas desde que se emitió (el documental) he sido viciosamente atacada online, particularmente por hombres, y particularmente hombres negros", denunció la activista, lo que generó exclamaciones de incredulidad entre el público. "Sí, chica, es triste", contestó ante un público atento que aplaudía, reía y contestaba a menudo. 

"Son hombres negros que creen que nuestro trabajo para exponer la depravación de este hombre individual, y el de quienes arrojan luz al dolor de la violencia sexual hacia mujeres y niñas negras, es un ataque hacia ellos", explicó la trabajadora social, que concluyó con sorna: "Si te ves a ti mismo en R.Kelly, cariño, tienes un problema". 

La actriz Asia Argento (mano al aire) máxima defensora del moviento #MeToo, se vio envuelta en un escándalo despúes de haber sido acusada de abuso sexual por un joven que era menor de edad en ese momento. Foto EFE

El comentario generó vítores, por encima de los que hizo oír, no obstante, que el asunto le "duele en el corazón" porque ama a los hombres negros y "nunca haría nada a propósito para herir a nadie".

"Necesitamos tener una conversación honesta", declaró Burke, sobre lo que les está "ocurriendo a mujeres y hombres negros, niñas y niños, no binarios, trans", algo a lo que dijo estar "resuelta" a contribuir. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo