Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

El avionazo que frenó planes de Rusia

WASHINGTON

WASHINGTON. (El Universal) Antes de conocer los resultados de una investigación que se antoja complicada para identificar la mano criminal detrás del trágico avionazo del Boeing 777 de Malaysian Airlines, ocurrido el jueves pasado y en el que murieron 298 personas, el impacto ha conseguido internacionalizar un conflicto que se consumió dentro de unas reducidas coordenadas geográficas y conforme a los planes de Rusia para anexarse de forma lenta y silenciosa el costado este de Ucrania.

Mientras las cuadrillas de las milicias prorrusas peinan el escenario de la tragedia y recuperan los cuerpos de unas víctimas ajenas a una guerra que les arrastró; mientras realizaban un vuelo entre Amsterdam y Kuala Lumpur, la mayoría de los analistas y observadores coinciden en una cosa: el derribamiento del avión, con casi 300 pasajeros de 13 naciones distintas, lo que ha conseguido empeorar las cosas, independientemente de quién haya sido la mano criminal que disparó el misil.

Desde el lugar de la tragedia, los primeros inspectores internacionales que han conseguido llegar hasta el avión siniestrado ofrecen testimonio de las dificultades para trabajar en medio de las milicias que les obstruyen el paso o les reciben mal.