Mundo

"El fantasma de Okiku", la historia japonesa que inspiró la película de terror "El Aro".

El castillo de Himeji, emblemática construcción de Japón, alberga cientos de relatos entre ella la historia de terror de Okuki, misma que serviría de inspiración a la exitosa película estadounidense de "El Aro".

Por  Eduardo Gutiérrez

"El fantasma de Okiku", la historia japonesa que inspiró la película de terror "El Aro". | Especial

Japón.- Transcurrían los primeros años del 2000 cuando la salas de cine de todo el mundo se llenaban de terror y suspenso con el estreno de la película estadounidense "El Aro", la cual no mostraba la historia de una reportera que debía resolver el misterio de una cinta que supuestamente originaba la muerte de sus espectadores. Seguramente a pesar de los años recuerdas perfectamente lo "7 días", aquel mensaje recibía cada persona por llamada telefónica después de ver la cinta "maldita". 

Sin embargo, a pesar de convertirse en una de las mejores películas de terror de las últimas décadas, es necesario mencionar que existe una leyenda japonesa la cual sirvió como inspiración para este gran proyecto protagonizado por Naomi Watts. A continuación te contaremos la leyenda del "Fantasma de Okiku"

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Todo comienza con el famoso castillo de Himeji, una construcción que llegó al mundo entre los años de 1333 y 1346, en la parte de oeste de Japón. Por increíble que parezca, hasta el día de hoy sigue vigente y es considerado un sitio turístico del país asiático, sus enormes paredes albergan largas historias sobre su creador, el terrateniente Himeji, detalles sobre el desarrollo de la nación, pero sobre todo, esconde un terrorífico relato, la historia de "Okiku", quien murió en este castillo. 

De acuerdo a la leyenda japonesa, Okiku, era una bella mujer que trabajaba en los calabozos del castillo como sirvienta del samurái Tessa Aoyama. Con el paso del tiempo, este guerrero terminó enamorándose de Okiku al grado de desarrollar una obsesión y le ofreció ser su amante a cambio de entregarle una riqueza, sin embargo, la joven rechazó la inapropiada propuesta y el samurái hizo lo inesperado.

Resulta que en el castillo había una colección de 10 platos fabricados completamente de oro, mismo que eran responsabilidad de Okuki, así que Aoyama vio la oportunidad perfecta para cobrar venganza por haber sido rechazado. Le dijo a la joven que si no accedía a ser su amante él, la acusaría de robo y sería sentenciada a un castigo de tortura y muerte. Desesperada por esta situación, Okuki prefirió quitarse la vida lanzándose a un pozo que se encontraba a las afueras del emblemático castillo. Cabe señalar que en otra versión de la historia se dice que fue el mismo Aoyama, quien arrojó a Okuki al fondo del pozo, no obstante, el trágico final es el mismo. 

Película de 'El Aro'; inspirada en 'El fantasma de Okiku'
Castillo de Himeji /Organización Nacional de Turismo de Japón

Tal y como sucede en la película estadounidense, en la historia se relata que Okuki salía del pozo para atormentar a Aoyama todas las noches. Fueron tantos los momentos de terror que sufrió el samurái que terminó por volverse loco. Aparentemente, la joven se manifestaba contando los platos de oro y al darse cuenta que faltaba uno se comportaba de forma violenta. Otro bato muy importante es que en algunas ilustraciones inspiradas en Okuki, se puede ver a una mujer con abundante cabello negro y vestido blanco, justo como luce "Samara", el personaje de "El Aro".

Según las creencias japonesas, esta característica corresponde a las mujeres que habían muerto por circunstancias poco naturales, de hecho a sus fantasmas se las conoce como "Yurei", que significa "alma apagada o espíritu apagado". Durante su sepultura se les colocaba un vestido blanco y les cubrían el rostro con su cabello.

Por si fuera poco, el famoso "Pozo de Okiku" aun existe y se encuentra en el castillo Himeji, no obstante, las autoridades optaron por colocar barras de metal como medida de protección o para prevenir cualquier aparición demoniaca, "uno nunca sabe".

Película de 'El Aro'; inspirada en 'El fantasma de Okiku'
Pozo de Okuki en el castillo de Himeji/ Especial

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo