Mundo

El metro de Moscú, Rusia, no cerrará pese al COVID-19

El metro de Moscú, Rusia, uno de los mayores y más concurridos del mundo, no dejará de funcionar pese a pandemia por Covid-19.

Por  EFE

En días anteriores se anunciaron medidas para garantizar la seguridad sanitaria de este medio de transporte.(Foto: AFP)

En días anteriores se anunciaron medidas para garantizar la seguridad sanitaria de este medio de transporte. | Foto: AFP

Moscú.- El metro de Moscú, uno de los mayores y más concurridos del mundo, no dejará de funcionar pese a las rigurosas medidas tomadas en la capital rusa para detener el avance de la pandemia por coronavirus, declaró hoy el alcalde de la ciudad, Serguéi Sobianin. 

"Es imposible detener el metro, está hecho de tal forma que los trenes deben trasladarse constantemente ya que así bombean el aire (en los túneles) para que todas las líneas estén en buen estado", dijo ante las cámaras del canal de televisión Rossiya 1.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

La medida podría parecer contradictoria a la luz de las rigurosas restricciones decretadas en la capital, que prohíben reuniones de cualquier tipo en locales cerrados y reuniones de más de 50 personas en espacios abiertos, puesto que el metro de Moscú transporta más de seis millones de pasajeros a diario.

En tanto, este domingo parece un día como cualquier otro para los pasajeros del metro moscovita, y solo unos pocos utilizan mascarillas. Según datos de este servicio de transporte, en 2018 el metro transportó casi 2.434 millones de pasajeros.

Si el servicio del metro se detuviese, advirtió el alcalde, "sería necesario medio año para restablecerlo". "Por ello, el metro continuará trabajando en cualquier circunstancia.

Los rumores sobre el cierre del metro son un delirio y una tontería, afirmó.

En días anteriores ya se anunciaron medidas para garantizar la seguridad sanitaria de este medio de transporte.

"En el metro se aplica un conjunto de medidas para proteger a la gente: se controla la temperatura de los trabajadores, se suministran antisépticos a las cajeras, los vagones son tratados con lámparas ultravioleta, se desinfecta la infraestructura, se lavan los trenes y los vagones", declaró a TASS el presidente de la Asociación Rusa de Pasajeros, Iliá Zótov.

Según Zótov, un eventual cierre del metro "causaría más trastornos que provecho".

Por otro lado, el subdirector del Centro de Digitalización de Sistemas de Transporte de Alta Velocidad de Moscú, Alexandr Chekmárev, constató que "la carga del transporte urbano disminuye, es algo que se observa a simple vista".

"Esto se debe a que una cantidad considerable de empleados de muchas empresas trabaja a distancia o acude a las oficinas esporádicamente. Mucha gente comenzó a utilizar sus medios de transporte privados por temor a infectarse", explicó.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo