Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

El papa Francisco se reune con la reina Isabel II

ROMA

La reina Isabel II , líder de la Iglesia Anglicana se reunió hoy por media hora con el papa, Francisco en Roma, ambos intercambiaron regalos y gestos de cortesía.

La monarca británica le obsequió al pontífice una jarra de miel, una botella de whiskey y otros artículos, provenientes de los predios del Palacio de Buckingham.

El papa le reciprocó con un regalo para su bisnieto, el príncipe Jorge.

Francisco le regaló a la reina una esfera de piedra coronada con una cruz, y le dijo que era para "el ninetto". La reina dijo que su bisnieto "seguramente lo apreciará, cuando sea un poco mayor".

Después de llegar a Roma, la reina Isabel II, acudió a un almuerzo con Napolitano, de 88 años en la Presidencia de la República italiana.

Después de ese encuentro, Isabel II y su consorte acudieron al Vaticano con 20 minutos de retraso, donde los esperaba el papa Francisco para una audiencia que ha sido calificada de "informal" por fuentes vaticanas.

La reina y el papa Francisco hablaron en privado durante 20 minutos, con la asistencia de un intérprete.

Francisco les dijo "Welcome" en inglés al recibirlos para la cita, a la que el rey y la reina llegaron unos 20 minutos tarde.

"Perdón por llegar tarde", dijo la reina al papa. "Estábamos en un almuerzo muy agradable con el presidente", en referencia al presidente italiano Giorgio Napolitano, quien junto con su esposa Cleo fueron los anfitriones para un almuerzo con la pareja real en Palacio Quirinal.

La reina llegó a Roma en un abrigo de primavera color lila con un sombrero igual, prácticamente el mismo color que las glicinias que por esta temporada afloran en la capital italiana.

En su reinado, Isabel ha conocido otros cuatro pontífices, empezando con Pío XII en 1951, un año antes de su ascenso al trono. La reina británica es la titular de la Iglesia Anglicana.

La reina le dijo al papa que la jarra de miel "la traje de mi jardín" en el Palacio de Buckingham.

El papa Francisco pareció un poco asombrado cuando el príncipe Felipe le mostró la botella de whiskey. También en la cesta había una botella de sidra.