Selecciona tu región
Mundo

El ser humano le dice "hola" a un nuevo océano; NG agrega las aguas australes a los mapas

Aunque desde el siglo pasado se sabía de su existencia, no es sino hasta ahora que la National Geographic Society presenta en sus mapas al océano Austral

Por Cristina Herrera

-

El ser humano le dice "hola" a un nuevo océano, que se suma a los cuatro que cubren el 70% de la superficie terrestre: Índico, Pacífico, Ártico y Atlántico. Ahora, la National Geographic Society presenta oficialmente al océano Austral.

Este "nuevo océano" se ubica en la parte sur de la Tierra, prolongándose desde la costa de la Antártida hasta los 60 grados de latitud del sur. En contraste con los otros cuatro océanos, los cuales están delimitados por los continentes, el Austral se conserva en su sitio gracias a la Corriente Circumpolar Antártica.

Aunque no lo creas, la existencia del océano Austral se llevaba discutiendo desde hace muchas décadas atrás, razón por la cual la organización internacional no se había atrevido a colocarlo como parte del mapa mundial, los cuales hace desde 1915.

Leer más: Emiten aviso de tormenta tropical para la costa del Golfo de México

La razón por la que se decidió incluirlo fue debido a que expertos de la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) encontraron que el agua de esa parte es lo suficientemente diferente como para argumentar que tiene una propia clasificación ecológica.

Cabe mencionar que desde el muy lejano 1937, la Organización Hidrográfica Internacional reconoció por vez primera dicho océano, no obstante, sin motivo aparente en 1953 perdió tal título. De hecho, desde 1999, la Junta de Nombres Geográficos de Estados Unidos acogió el nombre de Océano Austral para la masa de agua.

Leer más: Madre vio impotente como un búfalo mata a su marido e hijo

La corriente que da vida al Austral se originó hace 34 millones de años y fluye casi de manera libre de oeste a este alrededor de la Antártida, punto en el que la temperatura del agua se vuelve más helada y menos salada que en los océanos que lo rodean, propiedad que contribuye para que se almacene carbono en las profundidades del mar, a la vez que permite impulsar la cinta transportadora oceánica. Aunado a ello, ayuda al flujo de calor en el clima global de forma elemental.

Asimismo, cuenta con ecosistemas únicos como el archipiélago de Georgia del Sur, conocido como el territorio de vida salvaje más poblado del planeta, pues además de contar con pingüinos, lobos marinos y elefantes, también alberga aves marinas y ballenas jorobadas, las cuales migran al norte al arribar el invierno.

Emergencia de químicos atienden bomberos y policías en Mazatlán
Síguenos en

Últimas noticias