Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

El uso de la historia para hacer publicidad

NAZI - PUBLICIDAD

Controversia ha causado el bar "Führer" en Culiacán: para algunos su nombre puede invitar a la discusión ideológica, por la relación con el tirano Adolf Hitler; para otros, porque no cuenta con permisos para operar y que habrían sido violados los sellos de clausura y pareciera que siguen los trabajos de remodelación en esas condiciones.

Ahora, quisiéramos abordar la controversia desde el punto de vista ideológico; en contraposición a la creencia popular, führer no es sinónimo de "dictador" y se usa comúnmente en Alemania para referirse a líderes de cualquier tipo, en cualquier área.

Pero su significado en el caso de Hitler es el de autoproclamado guía del pueblo alemán, en la década de los treinta y cuarenta del siglo pasado. Y la denominación tiene una carga negativa alta para quienes no justifican la muerte que acarreó con sus decisiones.

La esvástica, una herramienta de "publicidad" nazi

La propaganda política del partido nazi en Alemania, y en toda su área de acción, echó mano de distintos símbolos para darle a su régimen una justificación mística. Así, dentro de los elementos más destacados, está la esvástica, el símbolo principal de su bandera.

Debemos decir que la sensibilidad respecto del régimen nacionalsocialista quedó tan a flor de piel, luego de la Segunda Guerra Mundial, que la Unión Europea recibió solicitudes para que se prohibiera la esvástica por su asociación con el odio y el racismo.

Pero la esvástica ha estado presente en la historia mucho antes que Adolf Hitler. Se trata de una cruz con brazos desplegados en ángulo recto, hacia la derecha o hacia la izquierda; a veces presenta un punto entre cada brazo. En términos geométricos se la conoce como icoságono, es decir, un polígono de veinte lados.

La palabra proviene del sánscrito svastika y significa bien por venir; en la cultura indoeuropea era una marca que se hacía a personas u objetos para darles buena suerte.

Se la ve frecuentemente en textos sagrados milenarios hindúes, así como en la arquitectura y en la artesanía de India, antigua y actual, además se ve en las ruinas de la ciudad de Troya. También ha sido utilizada en el budismo y el jainismo, así como en manifestaciones culturales de Asia, Europa y América.

Rudyard Kipling, conocido escritor británico de origen indio, hacía colocar una esvástica en sus libros hasta que el surgimiento del nazismo lo volvió inapropiado. Y también fue un símbolo utilizado por los boy scouts en el Reino Unido en la década de los veinte.

La esvástica rara vez se ve en la arquitectura occidental, pero un diseño que entrelaza estos símbolos puede observarse en el piso de la catedral de Amiens, en Francia.