Selecciona tu región
Mundo

En Alemania los no vacunados contra Covid-19 serán excluidos de las actividades pública

En Alemania, las personas no vacunadas aún podrán reunirse en entornos privados, pero solo en un número muy limitado

Por EFE

-

Berlín.- Las personas no vacunadas en Alemania pronto serán excluidas de las tiendas, restaurantes y lugares deportivos y culturales no esenciales, anunció el jueves la canciller Angela Merkel, y el parlamento considerará un mandato general de vacunación como parte de los esfuerzos para frenar las infecciones por coronavirus.

Merkel anunció las medidas después de una reunión con líderes federales y estatales, ya que la nación volvió a superar los 70.000 casos confirmados recientemente en un período de 24 horas. Dijo que los pasos eran necesarios para abordar las preocupaciones de que los hospitales podrían sobrecargarse con pacientes que padecen infecciones por Covid-19, que tienen muchas más probabilidades de ser graves en personas que no han sido vacunadas.

"La situación en nuestro país es grave", dijo Merkel a los periodistas en Berlín, calificando las medidas como un "acto de solidaridad nacional".

Leer más: Joe Biden anuncia nuevas acciones contra las variantes Delta y Ómicron a medida que se acerca el invierno en USA

Dijo que los funcionarios también acordaron un requisito a nivel nacional para usar máscaras, nuevos límites para las reuniones privadas y una meta de 30 millones de vacunas para fin de año, un esfuerzo que se verá impulsado al permitir que los dentistas y farmacéuticos administren las vacunas.

Merkel dijo que las autoridades planean exigir que el personal de hospitales y hogares de ancianos esté vacunado contra Covid-19, y respaldó la idea aún más polémica de imponer un mandato general de vacunación. Dijo que el parlamento debatirá la propuesta con el aporte del comité de ética nacional del país. El mandato podría entrar en vigor a partir de febrero.

"A la luz de esta situación, realmente creo que es necesario aprobar tal mandato", dijo Merkel, y agregó que habría votado a favor si todavía fuera legisladora.

Hace apenas unos meses, Merkel sugirió que un mandato de vacuna no sería efectivo, pero no descartó la posibilidad.

Aproximadamente el 68,7% de la población de Alemania está completamente vacunada, muy por debajo del objetivo mínimo del gobierno del 75%.

Austria, que recientemente impuso medidas aún más estrictas a las personas no vacunadas como parte de un bloqueo de 20 días, también planea tener un mandato de vacunas para febrero.

En Alemania, las personas no vacunadas aún podrán reunirse en entornos privados, pero solo en un número muy limitado. Un hogar con una persona no vacunada mayor de 14 años puede reunirse con solo dos personas de otro hogar; el límite no se aplica cuando todos están vacunados.

Ha habido grandes protestas contra las medidas pandémicas en el pasado en Alemania, y es probable que algunos se opongan al mandato de la vacuna propuesta, aunque las encuestas de opinión muestran que la mayoría de los alemanes están a favor.

El ministro de Finanzas, Olaf Scholz, quien se espera que sea elegido canciller por una coalición de centro izquierda la próxima semana, también ha respaldado un mandato general de vacunación , pero está a favor de permitir que los legisladores voten sobre el tema de acuerdo con su conciencia personal en lugar de las líneas partidistas.

"Si tuviéramos una tasa de vacunación más alta, no estaríamos discutiendo esto ahora", dijo.

El aumento de casos de Covid-19 en las últimas semanas y la llegada de la nueva variante omicron han provocado advertencias por parte de científicos y médicos de que los servicios médicos del país podrían sobrecargarse en las próximas semanas a menos que se tomen medidas drásticas. Algunos hospitales del sur y este del país ya han trasladado pacientes a otras partes de Alemania debido a la escasez de camas de cuidados intensivos.

La agencia de control de enfermedades de Alemania informó el jueves 73.209 nuevos casos confirmados. El Instituto Robert Koch también informó 388 nuevas muertes por Covid-19, lo que eleva el total desde el inicio de la pandemia a 102,178.

La discusión sobre nuevas medidas se ha complicado por la estructura política de Alemania, que deja a los 16 estados responsables de muchas regulaciones, y la transición en curso entre el antiguo y el nuevo gobierno a nivel federal.

Scholz, cuyos socialdemócratas vencieron por estrecho margen al bloque Unión de centro derecha de Merkel en septiembre, defendió los últimos pasos como un compromiso político.

"Estamos reaccionando a la situación actual con medidas de gran alcance, muy drásticas pero precisas", dijo a los periodistas. "Aquí se están tomando medidas decisivas y, lo que es particularmente importante para mí, de común acuerdo".

Para reducir la presión sobre los hospitales, se prohibirá la venta de fuegos artificiales que tradicionalmente se lanzaban durante el Año Nuevo en Alemania. Cada año, los hospitales tratan a cientos de personas con lesiones graves debido al mal manejo de los fuegos artificiales.

Las nuevas medidas, que se consideran un mínimo a nivel nacional, entrarán en vigencia una vez que los 16 estados las incorporen a las reglas existentes, probablemente en los próximos días.

Merkel, que participó en la que probablemente será su última conferencia de prensa como canciller, dejó en claro su disgusto por dejar el cargo en un momento en que Alemania tiene una tasa de infección de casi 440 nuevos casos semanales por cada 100.000 habitantes.

Leer más: Explosión de bomba de la Segunda Guerra Mundial deja 3 heridos en Alemania

"Si tuviéramos una incidencia promedio de 130, como Italia, o 150, entonces me sentiría mucho mejor", dijo. "Quiero decir esto con bastante claridad".

Mariachi en Alemania: Euclides Milán
Síguenos en