Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Encuentran cadáveres que con su ADN contradicen a Dios

Los especialistas han logrado esta hazaña que ha permitido secuenciar el primer genoma antiguo de un africano, que consiste en taladrar el hueso petroso para extraer su ADN

Uno de los cadáveres enterrados en la ciudad de Sidón cuyo genoma ha sido secuenciado. (Foto: El País)

LÍBANO.- Los restos humanos que datan de hace 4.000 años que vivían en el actual pueblo libanes, inventaron uno de los primeros alfabetos que se conocen en la actualidad, a pesar de ello existen pocos rastros de su existencia en la humanidad, ya que los papiros que utilizaban para su escritura no lograron permanecer intactos con el paso de tiempo.

“Realmente no sabemos nada sobre ellos de fuentes directas porque todas fueron destruidas y lo poco que conocemos es a través de otras fuentes, como la Biblia”, explica Chris Tyler-Smith, genetista del Instituto Sanger del Wellcome Trust, en Reino Unido.

Según El País, a través de los pasajes bíblicos del “Antiguo Testa” que se leen en sus escritos relatan que Dios mandó a sus seguidores a asesinar a todos los cananeos y que su ciudad fuera arrasada.

Tyler-Smith y su equipo realizaron estudios a cinco cadáveres enterrados en Líbano. (El País)

Los hallazgos arqueológicos reflejan lo contrario, en algunos de sus asentamientos muestran que fueron habitadas de manera continua en la época de Bronce y la de Hierro por los cananeos.

Tyler-Smith y su equipo realizaron estudios a cinco cadáveres enterrados en Líbano, específicamente en la zona de Sindón, ciudad cananea, hace aproximadamente unos 3.600 años, logrando encontrar ADN en estos restos humanos tan antiguos.

Los especialistas han logrado esta hazaña que ha permitido secuenciar el primer genoma antiguo de un africano, que consiste en taladrar el hueso petroso para extraer su ADN, técnica que será aplicada en los cinco cadáveres de los cananeos y efectuar un comparativo con 99 libaneses actuales.

La revista de la Sociedad de Genética Humana de Estados Unidos publicó los resultados de estos estudios, en donde expone que el ADN de la raza cananea no fue aniquilado y siguen permanecido de generación en generación predominada en los libaneses.

“Más del 90% del ADN de los libaneses actuales viene de aquella población, lo que es sorprendente debido a que el continuo paso de pueblos y civilizaciones por esta región del Mediterráneo a lo largo de los siglos debería haber diluido el parentesco directo con los cananeos”, resalta Tyler-Smith.

Los especialistas han logrado encontrar ADN en estos restos humanos tan antiguos. (Foto: El País)

Javier Padro, español encargado de realizar este estudio se ha encargado de analizar las funcionalidad de las variantes genéticas que los libaneses han heredado de los cananeos.

“Al disponer de la totalidad del genoma en todos los individuos secuenciados pudimos comparar diferentes niveles de adaptación a la digestión de la lactosa, las variantes involucradas con selección en pigmentación en poblaciones no africanas y varias enfermedades con una prevalencia relevante en la región en poblaciones modernas”, explica este genetista.

Prado ha participado en investigaciones sobre la diversidad genética de los grandes simios y el análisis del genoma del gorila albino Copito de Nieve, en el Instituto de Biología Evolutiva de Barcelona.

“Gracias a estas variantes hemos observado que hay una fuerte continuidad genética entre la población antigua y las modernas. Ambas poblaciones tienen pigmentación de la piel, ojos y pelo similares, aunque es probable que los cananeos tuvieran la piel más oscura ya que no poseen una variante en un gen, el SLC45A2, que es curiosamente el mismo que está relacionado con el albinismo de Copito”, resalta el investigador.

El trabajo resalta cómo el análisis de ADN antiguo puede ayudar a desvelar la historia de otros pueblos que no dejaron textos escritos.