Mundo

Es detenido por romper su cuarentena de sarampión para ir al gimnasio

El sujeto fue detenido por las autoridades, mostrándose sorprendido por el uso de la fuerza de las autoridades porque solo estaba haciendo ejercicio

Por  El Debate

Foto: AFP

Foto: AFP

Wisconsin, Estados Unidos.- Un hombre de Wisconsin ha sido acusado penalmente de romper una cuarentena de sarampión al salir de su casa para ir al gimnasio, según documentos judiciales.

Jeffery Murawski, de 57 años, de Brookfield, fue acusado el 22 de febrero de cometer un delito menor por violar voluntariamente las recomendaciones de un funcionario de salud local o por someter a otros al peligro de contraer una enfermedad contagiosa.

Su esposa, Christine Bennett, de 58 años, fue acusada de la misma falta por presuntamente ayudarlo a tomar medidas que podrían haber expuesto a las personas en un lugar público a una enfermedad contagiosa.

Foto: AFP

Los cargos provienen de un incidente ocurrido el 1 de mayo de 2018, cuando Murawski estaba en cuarentena en su casa "hasta que los funcionarios de salud del condado de Waukesha lo consideraron" no contagioso "o hasta el 7 de mayo de 2018, según la queja de un tribunal de condado.

Murawski supuestamente escapó de su casa escondiéndose dentro de un automóvil conducido por su esposa. Fue a un gimnasio, aunque más tarde le dijo a la policía que se quedó solo unos minutos porque "se sentía muy culpable y con el estómago revuelto" por haber decidido salir.

Un agente del alguacil que estaba fuera de servicio lo vio y se enteró de que había recibido una orden de cuarentena en Murawski y lo vio con una bolsa de gimnasia caminando por una calle hasta un estacionamiento donde se metió en un automóvil conducido por su esposa, dijo la demanda judicial.

Poco tiempo después, un agente de servicio detuvo un automóvil que transportaba a Murawski y Bennett. El funcionario le preguntó a Murawski: "¿No se supone que debes estar en casa?" Murawski "agachó la cabeza y dijo que sí y comenzó a disculparse profusamente", según la queja.

Foto: AFP

Murawski supuestamente admitió haber roto la cuarentena porque "se estaba volviendo loco", habiendo tenido que quedarse adentro desde el 26 de abril. La cuarentena colocada en Murawski fue el tipo menos restrictivo posible, según la denuncia.

Aunque se suponía que debía quedarse en casa en todo momento, sus "miembros de la familia inmediata que viven dentro de la residencia (se les permitió) entrar y salir de la residencia en cualquier momento, ya que habían sido vacunados contra el virus", dijo la denuncia. No está claro si Murawski tenía sarampión en ese momento o si estaba en cuarentena en caso de que estuviera infectado.