Mundo

Es muy difícil ayudar a víctimas del ciclón en Mozambique: ONU

Las Naciones Unidas indicaron que la situación para quienes buscan ayudar en Mozambique es difícil debido a las persistentes lluvias

Por  AP

Mujer muestra uno de sus pies tras caminar entre el lodo cerca del lugar donde dos viviendas quedaron aplastadas por un deslave en un vertedero de basuras a consecuencia de la lluvia, en Pemba, Mozambique(AP)

Mujer muestra uno de sus pies tras caminar entre el lodo cerca del lugar donde dos viviendas quedaron aplastadas por un deslave en un vertedero de basuras a consecuencia de la lluvia, en Pemba, Mozambique | AP

Pemba, Mozambique.- Este martes tras el paso del ciclón Kenneth por Mozambique las lluvias persistieron en el norte, cuando las Naciones Unidas anunciaron que quienes buscaban ayudar enfrentaban "una situación increíblemente difícil" para llegar a los miles de sobrevivientes, algunos despojados de su hogar.

El mal tiempo seguía evitando el lunes la llegada de suministros muy necesarios a la ciudad de Pemba, explicó la vocera de la agencia humanitaria de la ONU, Gemma Connell. Esto será un desafío en los días de precipitaciones que quedan por delante, declaró.

Ante la difícil situación, la dificultad de acceso para mayor ayuda, el gobierno volvió a pedir a los residentes de Pemba que huyan a terrenos elevados.

Al menos 38 personas perdieron la vida desde que Kenneth tocó tierra el jueves, apenas seis semanas después de que el ciclón Idai arrasó el centro de Mozambique. Esta fue la primera vez que la nación del sur de África sufre dos ciclones en la misma temporada.

Decenas de miles de personas en los distritos de Macomia y Quissanga y en la isla de Ibo necesitan comida y refugio. Más de 35.000 edificios y viviendas quedaron total o parcialmente destruidos, según el gobierno.

Esta gente lo perdió todo

Manifestó Connell, “Es vital que les demos la comida que necesitan para sobrevivir”. Las mujeres y los niños son los más afectados “sin los (productos) básicos que tenían que recibir”, especialmente en lo relativo al alojamiento, añadió.

En su previsión del lunes, el servicio meteorológico de Mozambique señaló que la región noreste seguirá registrando precipitaciones entre fuertes y moderadas que arrojarán más de 50 mililitros (tres pulgadas) en las próximas 24 horas.

Las autoridades se preparaban para un posible brote de cólera, con algunos pozos contaminados y la seguridad del agua potable cada vez más en duda.

Con estos dos letales ciclones -Idai mató a más de 600 personas el mes pasado-  Mozambique se ha convertido en “una situación humanitaria muy compleja”, apuntó Connell. Por el momento solo se ha recibido un cuarto de los fondos necesarios para paliar las consecuencias de Idai y las aportaciones para Kenneth son lentas.