Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mundo

Juicio a Manafort se enfocará en su ostentoso estilo de vida

Por: AP

ARCHIVO - En esta fotografía de archivo del 14 de febrero de 2018, Paul Manafort, ex jefe de campaña del presidente Donald Trump, se retira de una corte federal en Washington. El juicio en su contra por diversas imputaciones dará inicio esta semana con la selección del jurado, en Alejandria, Virginia. (AP Foto/Pablo Martinez Monsivais, Archivo)

ARCHIVO - En esta fotografía de archivo del 14 de febrero de 2018, Paul Manafort, ex jefe de campaña del presidente Donald Trump, se retira de una corte federal en Washington. El juicio en su contra por diversas imputaciones dará inicio esta semana con la selección del jurado, en Alejandria, Virginia. (AP Foto/Pablo Martinez Monsivais, Archivo)

WASHINGTON (AP) — El juicio al ex jefe de campaña del presidente Donald Trump comenzará esta semana con señalamientos de un ostentoso estilo de vida, compañías fantasmas secretas y transferencias de millones de dólares de Ucrania a cuentas secretas en el exterior y al bolsillo del asesor político.

Lo que posiblemente falten sean las respuestas a si hubo alguna coordinación entre el equipo de campaña de Trump y el Kremlin durante el proceso electoral de 2016 así como alguna referencia a Rusia.

El juico a Paul Manafort por delitos financieros, el primero derivado de la investigación del fiscal especial Robert Mueller, se centrará en su trabajo de consultoría en Ucrania y tocará brevemente su participación en la campaña del mandatario.

Sin embargo, es indudable que las implicaciones son más amplias.

El juicio, cuyo inicio está previsto para el martes con la selección del jurado en Alejandria, Virginia, permitirá al público tener un vistazo más detallado de las evidencias compiladas por el equipo de Mueller durante el año. Incluirá testimonios sobre los tratos de negocios y vínculos extranjeros de un acusado al que Trump había encomendado que dirigiera su campaña durante un periodo crítico en 2016, incluida la convención republicana. Y se desarrollará en un momento delicado para el presidente porque el equipo de Mueller apremia una entrevista y Trump intensifica sus críticas contra una investigación a la que describe como una “cacería de brujas”.

A la trama se suman el espectáculo del testimonio en contra de Manafort de su adjunto, Rick Gates, que alcanzó un acuerdo con la fiscalía, y las conjeturas de que el acusado, que enfrenta cargos en dos cortes distintas y décadas en prisión si lo declaran culpable, podría esperar un indulto de Trump.

“Quizá él cree que no ha hecho nada malo, y como no ha hecho nada malo, está indispuesto a declararse culpable de delito alguno, aun si se trata de un delito menor”, dijo Jimmy Gurule, profesor de derecho en Notre Dame y ex fiscal federal. “Obviamente eso es muy peligroso para él”.

En esta nota: