Selecciona tu región
Mundo

Senadora EEUU no respaldará a juez que pueda revocar aborto

Un magistrado así, agregó, “no sería aceptable para mí porque indicaría una agenda activista”

Por AP

-

WASHINGTON (AP) — La senadora republicana Susan Collins, un voto clave en la elección del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para la Corte Suprema, dijo el domingo que se opondrá a cualquier nominado que crea que revertirá la histórica decisión Roe vs Wade que legalizó el aborto.

La Casa Blanca está centrada en entre cinco y siete posibles candidatos para ocupar la vacante del juez Anthony Kennedy, que se retira y era un voto oscilante en el tribunal. La senadora por Maine dijo que solo respaldará a un magistrado que mostrase respeto por leyes establecidas como la decisión Roe, adoptada hace 45 años y que ha sido desde hace años un anatema para los conservadores.

“Yo no respaldaría a un nominado que haya mostrado hostilidad hacia Roe vs Wade porque, para mí, significaría que su filosofía judicial no incluye el respeto a decisiones establecidas, a la ley establecida”, señaló Collins.

Un magistrado así, agregó, “no sería aceptable para mí porque indicaría una agenda activista”.

Trump pasó el fin de semana en su club de golf de Nueva Jersey conversando con sus colaboradores, entre los que estaba el asesor de la Casa Blanca, Don McGahn, mientras considera sus opciones para cubrir una vacante que podría hacer cambios decisivos en decisiones judiciales sobre el aborto, la atención médica o el matrimonio homosexual entre otros.

El dirigente dijo a reporteros el viernes que estaba valorando hasta siete candidatos, incluyendo dos mujeres, y que anunciará su elección el 9 de julio.

Se espera que Trump empiece la búsqueda la próxima semana en la Casa Blanca y dijo que el proceso podría incluir entrevistas en su club de golf antes de alcanzar una decisión definitiva tras el feriado del 4 de Julio.

Durante su campaña electoral de 2016 y su presidencia, Trump se acercó a grupos antiaborto y prometió elegir a jueces federales que favorezcan los esfuerzos para abolir el derecho al aborto. Pero el viernes dijo a reporteros que no cuestionaría a posibles nominados al alto tribunal por su visión sobre esta cuestión, añadiendo que sería “inapropiado discutirlo”.

La Corte Suprema de Estados Unidos legalizó el aborto en 1973, pero activistas antiaborto esperan que la decisión Roe vs Wade pueda quedar anulada pronto si Trump tiene la opción de nombrar a un juez que pueda emitir un voto potencialmente decisivo en contra.

Sin Kennedy, el alto tribunal tendrá cuatro miembros seleccionados por presidentes demócratas y cuatro por republicanos, dando a Trump la opción de cambiar el equilibrio ideológico en beneficio de los conservadores para los próximos años. Tanto el presidente de la corte, John Roberts, como Neil Gorsuch, la primera elección del presidente, indicaron, en términos generales, que respetan los precedentes legales.

Síguenos en