Selecciona tu región
Mundo

Estados Unidos se apresura a enviar a migrantes haitianos a su país desde Texas

Muchos de los migrantes han vivido en América Latina durante años, pero ahora buscan asilo en Estados Unidos a medida que se agotan las oportunidades

Por Ivette Vázquez

-

Texas.- Estados Unidos comenzó a llevar el domingo a algunos de los miles de migrantes haitianos que han cruzado desde México a un campamento fronterizo de Texas a su tierra natal asolada por la pobreza, con la esperanza de disuadir a otros de cruzar al país.

Un funcionario estadounidense dijo a The Associated Press que tres vuelos salían de San Antonio hacia Puerto Príncipe y llegarían por la tarde. El funcionario habló bajo condición de anonimato porque la persona no estaba autorizada a discutir el asunto públicamente.

Muchos de los migrantes han vivido en América Latina durante años, pero ahora buscan asilo en Estados Unidos a medida que se agotan las oportunidades económicas en Brasil y en otros lugares.

Miles de personas han estado viviendo debajo y cerca de un puente en la ciudad fronteriza de Del Río en Texas, y muchos de ellos dijeron que no se dejarán disuadir por el hecho de que Estados Unidos envíe a sus compatriotas haitianos a casa.

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, dijo el sábado que trasladó a unos 2.000 migrantes del campamento a otros lugares el viernes para su procesamiento y posible expulsión. Un comunicado de la agencia también dijo que tendría 400 agentes y oficiales en el área el lunes por la mañana y enviaría más si fuera necesario.

El anuncio marcó una rápida respuesta a la repentina llegada de haitianos a Del Rio, una ciudad de Texas de unas 35.000 personas aproximadamente a 145 millas (230 kilómetros) al oeste de San Antonio. Se encuentra en un tramo de frontera relativamente remoto que carece de capacidad para contener y procesar a un número tan grande de personas.

Los haitianos han estado migrando a los Estados Unidos en gran número desde América del Sur durante varios años, muchos de los cuales han abandonado su nación caribeña después del devastador terremoto de 2010.

Después de que se agotaron los empleos de los Juegos Olímpicos de Verano de 2016 en Río de Janeiro, muchos hicieron la peligrosa caminata a pie, en autobús y en automóvil hasta la frontera de los Estados Unidos, incluso a través del infame Darien Gap, una jungla panameña.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos cerró el viernes el tráfico de vehículos y peatones en ambas direcciones en el único cruce fronterizo entre Del Río y Ciudad Acuña "para responder a necesidades urgentes de seguridad" y permaneció cerrado el sábado. 

Los viajeros eran dirigidos indefinidamente a un cruce en Eagle Pass, aproximadamente a 55 millas (90 kilómetros) de distancia.

Las estimaciones de la multitud variaron, pero el alcalde de Del Rio, Bruno Lozano, dijo que el sábado por la noche había más de 14.500 inmigrantes en el campamento debajo del puente. 

Los migrantes levantaron tiendas y construyeron refugios improvisados con juncos gigantes conocidos como caña de carrizo. Muchos se bañaban y lavaban ropa en el río.

No está claro cómo se acumuló un número tan grande tan rápido, aunque muchos haitianos se han estado reuniendo en campamentos en el lado mexicano de la frontera para esperar mientras deciden si intentar ingresar a los Estados Unidos.

El número de llegadas de haitianos comenzó a alcanzar niveles insostenibles para la Patrulla Fronteriza en Del Río hace unas dos semanas y media, lo que llevó al jefe interino del sector de la agencia, Robert García, a pedir ayuda a la sede, según un funcionario estadounidense que no estaba autorizado para discutir el asunto públicamente.

Leer más: Joe Biden y Emmanuel Macron hablaran en medio de la crisis por los submarinos

VIDEO: Mujer golpea a trabajador de una pizzería en Uruapan
Síguenos en