Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Este de Ucrania vive día violento

UCRANIA

KIEV (EL UNIVERSAL).— Al menos tres personas murieron en la madrugada de ayer en enfrentamientos en la ciudad de Slaviansk, en el este de Ucrania, cerca de Donetsk, controlada por las fuerzas prorrusas.

La policía en Donetsk confirmó las tres muertes y añadió que varias personas resultaron heridas. Sin embargo, el Ministerio del Interior en Kiev confirmó solamente un muerto.

Por su parte, medios estatales rusos y uniformados prorrusos de la zona de Donetsk hablaron de al menos cinco muertos, tres de sus propias filas y dos de "atacantes". En total cinco puestos de separatistas prorrusos habrían sido atacados con disparos, según su versión. El Ministerio del Interior ucraniano subrayó que no hubo ningún operativo oficial en Slaviansk contra activistas armados, sino que fueron dos grupos de civiles que se enfrentaron entre ellos.

Asimismo señaló que la situación en la ciudad no está bajo control. Según indicó, tras ocupar la comisaría local, los uniformados prorrusos repartieron 400 armas entre ciudadanos. "Eso lleva a muertos y heridos", apuntó el comunicado oficial.

Anteriormente, informó de los primeros desarmes de activistas, en Luhansk.

En la ciudad de Shitomir, en el norte del país, miembros del Sector de Derechas entregaron 21 cajas con artefactos explosivos, según datos de los servicios secretos ucranianos SBU.

El autoproclamado alcalde de Slaviansk pidió a Rusia enviar tropas de pacificación. "Están matando a nuestros hermanos", dijo Vyacheslav Ponomaryov en conferencia de prensa.

Yuri Zhadobin, quien coordina la unidad prorrusa en el retén en la villa de Bylbasivka, dijo que estaba ahí con unos 20 hombres celebrando la Pascua cuando desconocidos a bordo de cuatro vehículos dispararon alrededor de las 3 de la madrugada.

Rusia, entretanto, expresó su indignación por el ataque en Slaviansk.

"Causa asombro que esta tragedia haya ocurrido después de la firma de la Declaración de Ginebra, que exhorta a las partes a abstenerse de cualquier acto de violencia y provocación", informó la cancillería rusa en un comunicado.

Consideró el hecho como una "provocación" de los nacionalistas radicales ucranianos, que además demuestra la falta de voluntad de las autoridades ucranianas de controlar y desarmar a los nacionalistas y extremistas.

El ministerio ruso aseguró que los ciudadanos de Slaviansk les quitaron a los atacantes símbolos del Sector de Derechas, pruebas que, sostiene, la nueva cúpula de Kiev no tiene interés en desarmar a extremistas.

Moscú volvió a exigir se aplique de inmediato el acuerdo de Ginebra, que exige el desarme de los grupos no estatales, incluyendo los que apoyan al gobierno de Kiev. Ucrania, Rusia, Estados Unidos y la Unión Europea alcanzaron el jueves pasado en Ginebra un acuerdo que obliga, entre otras cosas, a desarmar a las milicias prorrusas y a desalojar las sedes oficiales.