Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Evacúan un avión con destino Madrid por "broma divertida"

Un pasajero bajo la influencia del alcohol gritó 'Alá es grande' que es la consigna habitual de los yihadistas, así como que traía una bomba en la nave

Un grupo de nueve pasajeros de nacionalidad belga fue expulsado de un avión de la compañía Ryanair después de que uno de ellos gritó la consigna habitual de los yihadistas: "Allahu Akbar" (en árabe: 'Dios es el más grande') y afirmara que llevaban una bomba.

Belgica.- Un grupo de nueve pasajeros de nacionalidad belga fue expulsado de un avión de la compañía Ryanair después de que uno de ellos, bromeando, gritara la expresión "Allahu Akbar" (en árabe: 'Dios es el más grande') y afirmara que llevaban una bomba.

Según 'The Telegraph', el incidente ocurrió en la mañana de este sábado durante el embarque en el aeropuerto internacional Zaventem de Bruselas (Bélgica), con destino a Madrid (España). El hecho provocó que el Boeing 737-800 fuera evacuado, mientras la Policía se cercioraba que no hubieran artefactos explosivos en su interior. Finalmente, no se encontró ningún objeto sospechoso, pero la broma significó un retraso en el vuelo de más de dos horas.

Uno de los involucrados fue arrestado y podría ser procesado. Se presume que estaba bajo la influencia del alcohol y por ello "quería hacer una broma divertida".

Varios viajeros recorren en el Aeropuerto de Bruselas en Zavetem (Bélgica).

El portavoz de la Policía Federal belga, Peter de Waele, confirmó a lo sucedido y señaló que el comandante del vuelo se había negado a viajar con los implicados a bordo luego de aclararlo todo. Posteriormente, la tripulación pidió la presencia de las autoridades, ya que la negativa generó el descontento de algunos pasajeros.

Por su parte, Ryanair manifestó que no tolerará en ningún momento un comportamiento "indisciplinado o perturbador", subrayando que la seguridad y comodidad de sus clientes son su prioridad.

Este mismo aeropuerto fue escenario de un atentado que sacudió la capital belga el 22 de marzo de 2016. Ese día dos explosiones registradas en la zona de salidas del Zaventem se cobraron la vida de más de 10 personas.

EL COMANDANTE OBLIGÓ A DESALOJAR A LOS BROMISTAS

El canal de televisión ha referido que nueve jóvenes belgas de origen italiano habrían tratado de gastar una broma y, en consecuencia, han sido expulsados del vuelo e interrogados.

"El comandante del vuelo se negó a llevar a los nueve jóvenes. Uno de ellos era un bromista tonto que dijo 'Allahu Akbar'. Los nueve tuvieron que bajar y ser interrogados. Se ha preparado un expediente judicial porque anunciar un ataque que no es tal también es punible", ha asegurado a VTM desde la policía federal Peter De Waele.

En marzo de 2016, tanto el aeropuerto de Bruselas-Zaventem como el metro de la ciudad fueron objeto de sendos ataques terroristas que costaron la vida a 32 personas.

NUEVE JÓVENES INTERROGADOS

También se ha revisado todo el equipaje del vuelo con la ayuda de perros, pero no se han encontrado explosivos ni ningún artefacto con sustancias químicas en la nave que ponga en peligro la vida de algún pasajero.

"A continuación, el avión pudo despegar", ha indicado la portavoz del aeropuerto bruselense, Florence Muls. La policía federal ha confirmado a VTM la apertura de una investigación judicial sobre el suceso.

Según el mismo medio, la tripulación habría activado el procedimiento de emergencia después de que un individuo pronunciara las palabras "Allahu Akbar" (Alá es grande), que algunos terroristas yihadistas exclaman al cometer atentados, pero el avión pudo despegar finalmente sobre las 09.25 hora local (07.25 GMT).

EU alerta ante amenaza de ataque terroristas en Europa