Mundo

Expresidente Santos ve asesinatos de líderes sociales como principal traba para la paz

El expresidente colombiano, Juan Manuel Santos, dio esta declaración en un panel en el que también participaron el exmandatario uruguayo José Mujica y el expresidente del Gobierno español Felipe González
 

Por  EFE

El expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos(Archivo EFE)

El expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos | Archivo EFE

Bogotá, Colombia.- El expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo este sábado en un panel que los asesinatos de exguerrilleros de las FARC y de líderes sociales son el principal problema que enfrenta la implementación del acuerdo que en 2016 firmaron su Gobierno y la guerrilla.

Santos declaró en una conferencia en la que también participaron el exmandatario uruguayo José Mujica y el expresidente del Gobierno español Felipe González.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

El exmandatario expresó que "el problema principal es el asesinato de líderes sociales y de antiguos miembros de las FARC, pero el acuerdo también tiene (...) unos instrumentos para resolver esos problemas".

De acuerdo con un informó que reveló esta semana la Misión de Observación Electoral (MOE) en un informe, al menos 81 líderes sociales, políticos y comunales fueron asesinados durante el primer semestre de 2020 en Colombia, periodo en el que se registraron 248 hechos de violencia contra ellos.

Mientras que 228 exguerrilleros de las FARC fueron asesinados desde que se firmó el acuerdo de paz en noviembre de 2016, según el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, que surgió de la desmovilización de ese grupo armado.

PERSPECTIVAS DEL ACUERDO DE PAZ

La primera Conferencia Internacional del Acuerdo de Paz en Colombia, donde participaron los exmandatarios, se celebra este sábado de manera virtual como parte de la conmemoración del cuarto aniversario de la firma del primer acuerdo de paz por el Gobierno colombiano y las FARC.

Ese acuerdo fue firmado en Cartagena de Indias y rechazado una semana después por estrecho margen en un plebiscito, lo que obligó a reabrir las negociaciones para un pacto final que se firmó el 24 de noviembre de 2016 en Bogotá.

Para expresidente Santos, los problemas que tiene la implementación del acuerdo, principalmente los relacionados con la violencia, "aparecen en todos los procesos de paz" y señaló que, a pesar de ello, "tenemos una oportunidad como país en este momento única" para salir adelante.

Expresó que "esta es una oportunidad de oro que deberíamos los colombianos aprovechar, ahí estamos todos listos a participar en esa reconciliación verdadera (...) Creo que el país tiene en este momento esta gran oportunidad de aprovechar la implementación del proceso de paz para tender estos puentes y generar un ambiente muy positivo".

Santos, que obtuvo el Nobel de Paz de 2016, recalcó además que la guerrilla no ha "vuelto a las armas como se ha querido decir" y recordó que la "inmensa mayoría de los miembros de las FARC siguen en el proceso".

En ese sentido reveló que jefes de disidencias como alias "Gentil Duarte" y "Jhon 40" son "más narcotraficantes que guerrilleros", algo que dice que el Gobierno sabía desde antes de que se firmara el acuerdo.

Manifestó que "ellos han venido reclutando jóvenes que no eran de las FARC, entonces no es cierto que las FARC están volviendo a las armas. La inmensa mayoría, lo dice el propio Gobierno, se ha mantenido en el proceso".

UN LARGO CAMINO

Los exmandatarios Mujica y González, que formaron parte de la comisión de notables que impulsó el acuerdo, manifestaron que el camino del proceso de paz colombiano "ha sido largo" y que "esta batalla todavía no está ganada".

"Es muy importante lo que se logró. Pero me quisiera hacer esta pregunta, ¿cuál es la otra alternativa? ¿Hay alguna alternativa mejor que la construcción de la paz?", expresó Mujica.

El expresidente uruguayo señaló que las dificultades que ha tenido el acuerdo -entre las que mencionó los asesinatos de líderes y exguerrilleros, las masacres que se han cobrado la vida de centenares de personas este año en el país y las dificultades de las comunidades alejadas- no deben ocultar lo "grandioso" que se ha logrado.

"Este proceso de construcción de la paz que ha sembrado tanta esperanza para Colombia, para América Latina y para el mundo porque las sociedades aprendemos unas de otros, las peripecias de unos enseñan caminos a otros", aseveró.

Por su parte, González consideró que "es más fácil hacer la guerra que construir un proceso de paz incluyente", por lo que considera que la implementación ha sido un proceso difícil.

El expresidente del Gobierno español afirmó que "algunos lo han pagado con su vida, bastante más de los deseables: los líderes sociales que están en la implementación, que están en la voluntad de construir ese proyecto de desarrollo incluyente que consiste en realidad en la implementación del acuerdo de paz".

La conferencia fue organizada por el movimiento Defendamos la Paz para analizar el estado de la implementación del acuerdo y participaron, entre otros, el Nobel de Paz José Ramos Horta, expresidente de Timor Oriental, así como delegaciones de Cuba y Noruega, países garantes del proceso, y de la Misión de Naciones Unidas en Colombia, entre otros. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo