Mundo

Floyd consumió metanfetaminas poco antes de morir, según forense

Un médico forense clasificó el lunes la muerte de George Floyd como homicidio, y señalo que sufrió un paro cardíaco mientras la policía lo tenía inmovilizado y le presionaba el cuello

Por  AP

En la autopsia que pidió la familia no se encontró evidencia de enfermedad del corazón y se concluyó que estaba saludable.(Foto: EFE)

En la autopsia que pidió la familia no se encontró evidencia de enfermedad del corazón y se concluyó que estaba saludable. | Foto: EFE

Minneapolis, Minnesota.- Un médico forense clasificó el lunes la muerte de George Floyd como homicidio, y señalo que sufrió un paro cardíaco mientras la policía lo tenía inmovilizado y le presionaba el cuello, un hecho que fue captado en video y que ha desatado protestas en todo Estados Unidos.

"El difunto experimentó un paro cardiorrespiratorio cuando estaba siendo sometido por agentes policiales", afirmó en un reporte la Oficina del Forense del Condado de Hennepin.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

En el apartado "otros problemas de salud significativos" se indica que Floyd padecía hipertensión y enfermedad del corazón, y menciona que estaba intoxicado con fentanilo y que había consumido metanfetaminas recientemente.

Te puede interesar:

Hermano de George Floyd llama a protestantes a no destruir la ciudad

Un policía de Minneapolis fue acusado la semana pasada de homicidio en tercer grado por la muerte de Floyd, y otros tres agentes fueron despedidos.

En un video captado por una transeúnte se ve al policía, Derek Chauvin, con la rodilla sobre el cuello de Floyd a pesar de los gritos del hombre de que no podía respirar, hasta que dejó de moverse.

Te puede interesar:

El boxeador Floyd Mayweather pagará el funeral de George Floyd

Otra autopsia solicitada por la familia de Floyd también describió su muerte como un homicidio.

Concluyó que murió de asfixia debido a compresión del cuello y de la espalda, según el abogado de la familia, Ben Crump, que pidió que se elevaran los cargos a homicidio en primer grado para Chauvin y se presentaran cargos contra otros tres agentes.

No especificó qué cargos reclamaban para los otros policías.

La autopsia efectuada por un doctor que también examinó el cadáver de Eric Garner —otro afroestadounidense que murió mientras era sometido por la policía— halló que la compresión sobre el cuello interrumpió el flujo de sangre hacia el cerebro de Floyd, y que la presión de las rodillas de otros agentes sobre su espalda le imposibilitó respirar, dijo el abogado Ben Crump.

Tanto el forense del condado como la autopsia ordenada por la familia discrepaban de la autopsia inicial, según se describe en una denuncia penal contra el agente.

La autopsia inicial incluyó los efectos de estar maniatado, junto con problemas de salud subyacentes y potenciales estupefacientes en el sistema de Floyd, pero también afirmó que no halló nada "para sustentar un diagnóstico de asfixia traumática o estrangulamiento".

Ninguna de las tres autopsias se han publicado al completo por ahora.

En la autopsia que pidió la familia no se encontró evidencia de enfermedad del corazón y se concluyó que estaba saludable.

Floyd murió después de que Chauvin, que es blanco, ignorase los gritos de la gente en el lugar pidiéndole que se apartara, y los llanos de Floyd diciendo que no podía respirar.

Su muerte desencadenó protestas en Minneapolis y todo Estados Unidos. La demanda inicial no incluía detalles sobre sustancias intoxicantes.

En la llamada al 911 que originó la actuación policial, el denunciante describió al sospechoso de pagar con dinero falso como "tremendamente borracho y sin control sobre sí mismo".

Como los familiares de otros hombres negros muertos a manos de la policía, la familia y abogados de Floyd encargaron su propia autopsia porque no confiaban en que las autoridades locales hicieran un reporte imparcial.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo