Mundo

Francés invidente demostrará que los sueños no tienen barreras

Alban Tessier, profesor francés originario de Saint-Sébastien-sur-Loire, un pequeño pueblo del distrito de Nantes, comenzará el próximo martes una aventura de siete días
Avatar del

Por: EFE

Un francés invidente cruzará a pie y solo 140 kilómetros del salar de Uyuni en Bolivia. Foto: EFE

Un francés invidente cruzará a pie y solo 140 kilómetros del salar de Uyuni en Bolivia. Foto: EFE

La Paz.- Un francés invidente cruzará a pie y solo 140 kilómetros del salar de Uyuni en Bolivia, el desierto de sal continuo más grande del mundo, gracias a una campaña solidaria para demostrar que los sueños no tienen barreras.

Lee también: Los sueños se cumplen: ¡Paty conoció a sus artistas favoritas, Ha*Ash!

Alban Tessier, profesor francés originario de Saint-Sébastien-sur-Loire, un pequeño pueblo del distrito de Nantes, comenzará el próximo martes una aventura de siete días en la que tendrá el apoyo de una médica y un responsable de una agencia de viajes.

Foto: EFE

"Va a tener a Silvie, médica francesa que ha venido para apoyarle, junto a Roger, de la agencia de viaje Gaston Sacaze, que van a estar siempre a una hora de él para poder intervenir en cualquier momento, pero él va a estar solo", explicó a los medios la traductora de Tessier en un acto en La Paz.

Lee también: Cumplen 'sueños de playa', niños conocen el mar por primera vez

El francés, de 41 años, sufre desde los 16 una enfermedad degenerativa por la cual está perdiendo de manera progresiva la vista.

Tessier no domina todavía el español, pero sonríe al recordar a la amiga que le enseñó hace 15 años fotos del salar y de Bolivia, motivo por el que decidió cruzar el charco e intentar esta hazaña.

Foto: EFE

Esta idea forma parte de una asociación que quiere sensibilizar sobre la discapacidad visual y la ceguera, apuntó su traductora.

Durante una semana, Tessier cubrirá la distancia entre Llica, en el oeste del salar, hasta Playa blanca, el icónico lugar de las banderas internacionales en el desierto de sal.

En este periodo cargará con sus provisiones y armará su propia carpa, ya que solo tendrá ayuda si es imprescindible.

Es la primera vez que realiza esta actividad. Pero tal vez precisar que es deportista, practica la marcha atlética en club, es una persona que ya camina de manera profesional, apuntó la joven.

Para llevar a cabo este proyecto el francés ha aportado parte de sus ahorros y ha hecho una campaña en Internet para recaudar fondos a través de la plataforma Ulule.

Foto: EFE

Además, la alcaldía de su pueblo le ha financiado 3.000 euros para poder realizar la caminata, motivo por el que el profesor se ha comprometido a dar entrevistas en los colegios para compartir su experiencia.

De momento Tessier se está aclimatando en La Paz al cambio de altitud y a la falta de oxígeno, pero no tiene previstas otras excursiones aparte del salar.

El Salar de Uyuni, uno de los mayores atractivos turísticos de Bolivia, surgió como el fondo disecado de un antiguo mar.

Ocupa una extensión cercana a los 10.000 kilómetros cuadrados en la región andina de Potosí (suroeste), lo que le convierte en el mayor del mundo a más altura, a unos 3.600 metros de altitud.

Esta nota incluye información de: EFE

En esta nota:
  • Bolivia
  • Alban Tessier
  • Salar de Uyuni
  • Francés invidente