Mundo

"Fraude electoral", grita el expresidente Ricardo Martinelli

El Tribunal Electoral informó que las candidaturas del ex jefe de Estado, fueron anuladas por no llenar los requisitos de ley

Por  EFE

"Fraude electoral", grita el expresidente Ricardo Martinelli. | AP

Panamá.- El expresidente panameño Ricardo Martinelli (2009-2014) denunció un supuesto "fraude electoral" tras la anulación por parte del ente rector de los comicios de sus candidaturas a alcalde de la Ciudad de Panamá y a diputado del Parlamento en las elecciones del próximo 5 de mayo.

"¡Fraude, fraude, viene el fraude electoral!", gritó Martinelli mientras caminaba escoltado por la Policía hacia la entrada del tribunal donde desde el pasado 12 de marzo afronta un juicio por supuestas escuchas ilegales y peculado, por el que la fiscalía le imputa cuatro delitos que suman 21 años de prisión.

Martinelli, de 67 años, se encuentra en prisión preventiva en una cárcel de mínima seguridad situada en las afueras de la capital panameña desde el 11 de junio de 2018, día en que fue entregado a Panamá por las autoridades de Estados Unidos, donde también estuvo preso un año en razón de un pedido de extradición por la causa de las supuestas escuchas.

El Tribunal Electoral de Panamá informó este viernes que las candidaturas del ex jefe de Estado a burgomaestre capitalino y diputado de la Asamblea Nacional por su partido Cambio Democrático (CD), fueron anuladas por no llenar los requisitos de ley.

La decisión del ente rector de los comicios, que no admite ya apelación en ese ámbito, es una respuesta a un recurso de impugnación presentado por el abogado Jorge Rubio.

En su argumentación, Rubio denunció que Martinelli no podía ser candidato en los próximos comicios porque no cumplía con el requisito de haber vivido al menos un año antes de las elecciones en la circunscripción o en el circuito electoral para los que se presenta.

La defensa de Martinelli ha sostenido la legalidad de las aspiraciones políticas del expresidente y ha señalado al Tribunal Electoral de supuestamente ceder a "presiones" del gobierno de Juan Carlos Varela.

Martinelli, quien declara su inocencia de todos los cargo en su contra, se fue de Panamá en enero de 2015 alegando una persecución política del actual gobernante panameña y su antiguo aliado electoral, quien niega ese extremo argumentado que respeta la separación de los poderes.