Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Agentes caídos en tiroteo de Denver. Foto ilustrativa: AP

Agentes caídos en tiroteo de Denver. Foto ilustrativa: AP

Mundo

Fuerte tiroteo en Denver deja un policía muerto

La policía del Condado de Douglas acudió a un reporte donde un oficial perdió la vida en ejercicio de su deber

Por: El Debate

Agentes caídos en tiroteo de Denver. Foto ilustrativa: AP

Agentes caídos en tiroteo de Denver. Foto ilustrativa: AP

Estados Unidos.- La policía del Condado de Douglas amaneció con un hecho violento y desafortunado en el que perdió la vida un oficial.

La oficina del sheriff del condado de Douglas informó que hay seis heridos de bala, cuatro uniformados y dos civiles.

Due to this incident, the following agencies are on accident alert. Douglas County, Parker Police Department, Lone Tree Police Department, Castle Rock Police Department and Colorado State Patrol.

— DC Sheriff (@dcsheriff) 31 de diciembre de 2017

Los hechos se suscitaron en Denver, Colorado, donde se reportó un tiroteo que a decir de las mismas autoridades dejó por saldo algunos policías “caídos” tras acudir a un reporte en un complejo de departamentos. Posteriormente, se dijo que se trataba de un muerto.

UPDATE 0513 this morning deputies responded to he Copper Canyon Apartments for a Domestic Disturbance. During the Investigation, shots were fired and multiple deputies were injured. No status on the deputies and no status on civilian injuries. Please avoid this area.

— DC Sheriff (@dcsheriff) 31 de diciembre de 2017

Por medio de las redes sociales han pedido a la población no acercarse a la zona y señalan que se desconoce información sobre el estado de salud de los agentes y civiles heridos en el tiroteo.

Due to the size and cope of this investigation an emergency shelter has been set up @ East Ridge Rec Center, located at 9568 University Blvd. in Highlands Ranch. If anyone has been displaced from their homes due to this event please feel free to head there.

— DC Sheriff (@dcsheriff) 31 de diciembre de 2017
 

Compartieron en su cuenta oficial de Twitter:

"Durante la investigación por un disturbio doméstico hubo disparos y varios agentes resultaron heridos".

**Copper Canyon OIS Update**- Deputies responded to a domestic disturbance resulting in shots fired. 5 deputies shot by suspect. 1 deputy confirmed deceased. 2 civilians also shot by suspect. Suspect shot & believed to be dead & no longer a threat. #CopperCanyonOIS

— DC Sheriff (@dcsheriff) 31 de diciembre de 2017

Control de armas, causa perdida en Estados Unidos

En el último trimestre de 2017 Estados Unidos ha vivido dos de los cinco peores tiroteos de su historia moderna. El 1 de octubre, Stephen Paddock, de 64 años, mató a 58 personas e hirió a más de 550 desde el piso 32 del hotel Mandalay, en Las Vegas. Un mes después, el 5 de noviembre, Devin Kelley, de 26 años, asesinaba a 26 feligreses de una iglesia de Sutherland Springs (Texas). 

Las armas forman parte del día a día de EU. El doctor Garen Wintemute, director del programa de Investigación sobre Prevención de la Violencia de la Universidad de California en Davis, escribió después del tiroteo en Las Vegas que con masacres como esa la psique del estadounidense cree que “todos estamos en riesgo”, algo que, en su opinión, está “remodelando el carácter de la vida pública en Estados Unidos”.

En el país hay más de 300 millones de armas en manos de civiles, casi una por habitante. Según datos de los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC), entre 1999 y 2015 murieron 533 mil 873 personas por causas relacionadas con una pistola, rifle o algún tipo de arma de fuego. Eso significa más de 33 mil muertes anuales, cifra en aumento en los últimos dos años. 

Foto: AFP

El efecto de tiroteos como el de Las Vegas o Texas es siempre el mismo: tras una masacre masiva, la venta de armas crece de forma exponencial, como temiendo que se abra un debate que conlleve a una restricción o escasez, o simplemente por instinto de protección. En mayo, un estudio publicado en la revista Annals of Internal Medicine confirmó con datos la teoría de que, tras grandes masacres, las ventas de armas aumentan.

Según los investigadores, tras el tiroteo en la escuela Sandy Hook de Newtown (Connecticut), en 2012, donde murieron 20 niños y seis adultos, las ventas de armas crecieron 53% en las seis semanas posteriores. Tras el atentado en San Bernardino (California) en 2015, se adquirieron 41% más de pistolas y rifles. 

En esta nota:
  • Condado de Douglas
  • Policías caídos
  • Tiroteo en Denver