Mundo

Fuerzas progobierno matan más afganos que los insurgentes

El año pasado se atribuyeron las altas cifras de víctimas a grandes ataques suicidas

Por  AP

En esta imagen del martes 23 de abril de 2019, Masih Rahman habla en una entrevista con The Associated Press en Kabul, Afganistán. En septiembre del año pasado, toda la familia de Masih Rahman _11 personas entre su esposa, cuatro hijas, tres tres y cuatro sobrinos_ murieron cuando una bomba destrozó su casa en en la localidad de Mullah Hafiz, en el distrito de la provincia de Maidan Wardak. (AP Foto/Rahmat Gul)

En esta imagen del martes 23 de abril de 2019, Masih Rahman habla en una entrevista con The Associated Press en Kabul, Afganistán. En septiembre del año pasado, toda la familia de Masih Rahman _11 personas entre su esposa, cuatro hijas, tres tres y cuatro sobrinos_ murieron cuando una bomba destrozó su casa en en la localidad de Mullah Hafiz, en el distrito de la provincia de Maidan Wardak. (AP Foto/Rahmat Gul)

KABUL, Afganistán (AP) — Las fuerzas afganas e internacionales mataron a más civiles que los insurgentes en los primeros tres meses del año, según dijo el miércoles Naciones Unidas. Es la primera vez que las muertes causadas por el gobierno y sus aliados superan a las de sus enemigos.

Aun así, los insurgentes fueron responsables por la mayoría de bajas civiles al sumar muertos y heridos, según el reporte de la Misión de Asistencia de la ONU en Afganistán, presentado en Kabul. La mayoría de las muertes se debieron a ataques aéreos, principalmente de fuerzas internacionales.

En los primeros tres meses del año murieron o resultaron heridos 1.773 civiles, un descenso significativo desde el mismo periodo del año anterior, en el que 2.305 civiles murieron o sufrieron heridas. El año pasado se atribuyeron las altas cifras de víctimas a grandes ataques suicidas.

Entre el 1 de enero y el 31 de marzo murieron 581 civiles y 1.192 resultaron heridos, según el reporte. Aunque la gran mayoría de los heridos fueron víctimas de los insurgentes, fueron las fuerzas progobierno, incluida la OTAN, quienes mataron a más civiles. Fueron responsables de 305 muertes, casi la mitad en ataques aéreos. Los registros fueron el segundo tipo de operación con más víctimas mortales, señaló el reporte.

En ese tiempo, el gobierno y las fuerzas internacionales hirieron a 303 civiles, en comparación con los 736 heridos de los ataques insurgentes.

Es la primera vez desde 2009, cuando la ONU empezó a recopilar estadísticas sobre bajas civiles, que las muertes derivadas de acciones del gobierno y sus aliados superan a las de sus enemigos.

La mayoría de las muertes se debieron a ataques aéreos, realizados con más frecuencia por las fuerzas internacionales. Aunque el reporte no identificaba a Estados Unidos, son las fuerzas estadounidenses las que realizan los ataques aéreos cuando las tropas afganas piden asistencia. Las cifras continúan con una tendencia mostrada en el informe del año pasado, que mostraba un drástico aumento en las muertes de civiles a manos de fuerzas progobierno, incluidos más de 1.000 civiles muertos por ataques aéreos, la cifra más alta para un año desde que la ONU inició sus registros hace diez años.

En septiembre del año pasado, Masih Rahman perdió a toda su familia _su esposa, cuatro hijas, tres hijos y cuatro sobrinos_ cuando una bomba destrozó su casa en la aldea de Mullah Hafiz, en el distrito de Jaghatu, en la provincia central de Maidan Wardak.

“No es solo mi familia, hay docenas de familias como la mía que se han perdido en bombardeos”, dijo el martes en una entrevista.

Rahman trabajaba en Irán cuando le dijeron que toda su familia había muerto en un bombardeo en su pueblo, que está controlada por talibanes. Rahman ha pedido una compensación de Naciones Unidas y su caso a la Comisión Independiente afgana de Derechos Humanos, que sacó su propio reporte de bajas civiles el martes.

Según la Comisión, 11.212 civiles resultaron heridos entre el 31 de marzo de 2018 y el 31 de marzo de este año. En los últimos 10 años de una guerra que ya lleva 17 en marcha han muerto 75.316 civiles afganos, añadió el organismo.

“Un estremecedor número de civiles siguen muriendo y sufriendo mutilaciones cada día”, dijo Tadamichi Yamamoto, representante especial del secretario general de la ONU en Afganistán.

Los grupos contrarios al gobierno deben dejar de atacar de forma deliberada a los civiles y de utilizar bombas caseras, que causan daños indiscriminados, señaló Yamamoto, que pidió a las fuerzas progobierno que “tome medidas inmediatas para mitigar la creciente cifra de muertos y el sufrimiento causado por los ataques aéreos y operaciones de búsqueda”.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo