Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Gazatíes evalúan daños durante pausa en combates

BEIT HANUN

Gazatíes evalúan daños durante pausa en combates

Franja de Gaza, (AP).- Los gazatíes utilizaban el sábado el alto el fuego humanitario de 12 horas para aprovisionarse de suministros y evaluar la destrucción de casi tres semanas de combates, preparándose para la reanudación de la guerra de Israel contra Hamas entre los estancados esfuerzos por alcanzar una tregua más larga.

En la localidad norteña de Beit Hanun, la carretera principal resultaba impracticable en algunas zonas debido a los escombros de casas derruidas. El hospital de la ciudad ha sido golpeado por un proyectil de tanque, los cables eléctricos colgaban desconectados y había burros muertos tirados por la calle. Un hombre se golpeaba la cabeza, exclamando "mi casa, mi casa".

Sentada sobre escombros frente a una tienda de la calle principal, Siam Kagfarneh, de 37 años, lloraba. Esta mujer con ocho hijos dijo que la casa a la que se había mudado dos meses antes, y para la que había ahorrado durante 10 años, había sido destruida.

"No queda nada. Todo lo que tengo ha desaparecido", dijo.

Israel y Hamas comenzaron el sábado el alto el fuego humanitario de 12 horas, a las 8 de la mañana, hora local (05:00 GMT), después de que las intensas labores diplomáticas del secretario de Estado estadounidense, John Kerry, no lograran cerrar una tregua más larga que pusiera fin a tres semanas de combates.

Parecía improbable que esa calma temporal fuera a cambiar el curso de las hostilidades, entre ominosos signos de que la guerra se estaba expandiendo a Cisjordania y con la advertencia del ministro israelí de Defensa de que la operación por tierra en Gaza podría ampliarse "de forma significativa" a corto plazo.

El ejército israelí dijo que sus tropas "responderán si los terroristas deciden explotar" la pausa para atacar a civiles o soldados israelíes, y que "las actividades operativas para localizar y neutralizar túneles en la Franja de Gaza continuarán".

Las treguas humanitarias anteriores se han visto interrumpidas por combates, pero la del sábado parecía aguantar, mientras los residente volvían a las calles y abarrotaban bancos y tiendas de alimentación.

Israel lanzó el 8 de julio una gran ofensiva aérea sobre Gaza, y más tarde envió tropas por tierra al enclave controlado por Hamas, en un intento de detener el fuego de cohetes palestinos y destruir una vasta red de túneles transfronterizos empleada por los milicianos para realizar ataques.

Casi 900 palestinos, en su mayoría civiles, han muerto en los 18 días de combates. Israel dice que está haciendo todo lo que puede para impedir bajas civiles y culpa a Hamas de ponerles en peligro. Israel ha perdido 37 soldados y 2 ciudadanos. También ha muerto un trabajador tailandés en Israel.

Ambas partes acordaron la nueva pausa después de que Kerry no consiguiera mediar una tregua de una semana como primer paso hacia un acuerdo más amplio.

"Queremos un alto el fuego largo, no sólo 12 horas", dijo el vecino de Gaza Mohamad Abu Shaaban. "Esperamos que el alto el fuego continúe y no volvamos a la muerte y destrucción".

Israel quiere más tiempo para destruir túneles y puntos de lanzamiento de cohetes en Gaza, mientras que los gobernantes del territorio, de Hamas, quieren garantías internacionales de que se levantará el bloqueo egipcio e israelí a sus fronteras.

Además, Tel Aviv ha empezado a sugerir que Gaza podría ser desmilitarizada como condición para un alto el fuego permanente para que Hamas no pueda rearmarse antes de otra ronda de combates. La actual es la tercera que se produce en Gaza en poco más de cinco años.

En Cisjordania, que llevaba años en relativa calma, el viernes estallaron protestas contra la operación israelí en Gaza y la creciente cifra de bajas allí. Al menos seis palestinos murieron por fuego israelí en Cisjordania, según fuentes hospitalarias.

Los milicianos de Gaza han disparado cerca de 2.500 cohetes a Israel desde el 8 de julio, exponienod la mayoría de la población israelí a una amenaza indiscriminada y matando a tres civiles.

El ministro israelí de Defensa, Moshe Yaalon, dijo el viernes que el ejército israelí continuaría atacando con dureza a Hamas.

"Al final de la operación, Hamas tendrá que pensar muy seriamente si merece la pena desafiarnos en el futuro", se citó a Yaalon en declaraciones a soldados que operan la batería antimisiles Cúpula de Hierro. "Tenéis que estar listos para la posibilidad de que muy pronto ordenemos al ejército que amplíe de forma significativa la actividad por tierra en Gaza".