Mundo

Gobierno de Nicaragua mintió sobre presos políticos

Al menos 11 "presos políticos" que el Gobierno ha presentado como excarceladas continúan detenidas

Por  EFE

La constitucionalista Azahalea Solís.(EFE)

La constitucionalista Azahalea Solís. | EFE

Managua.- El Gobierno de Nicaragua ha mentido sobre la ubicación física y situación legal de al menos 51 "presos políticos" en medio de la crisis sociopolítica que vive el país, informó este martes una fuente de la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

Al menos 11 "presos políticos" que el Gobierno ha presentado como excarceladas continúan detenidas, y otros 40 aparecen en una lista de "reos comunes", afirmó la constitucionalista Azahalea Solís, integrante de la Alianza.

"En la lista del Gobierno aparecían más de 200 que el Gobierno dice que ya están liberadas, sin embargo, nosotros, al hacer la verificación y aseguramiento de la lista, hemos encontrado que por lo menos 11 personas que el Gobierno dice están liberadas, están presas", afirmó Solís a periodistas.

Solís agregó que "hay una lista de 54 personas que ellos dicen que son delitos comunes y hemos encontrado 40 que son presos políticos".

Las supuestas contradicciones del Gobierno fueron detectadas en la etapa de comparación de las listas del Ejecutivo y de la Alianza, conforme el acuerdo entre ambas partes para la excarcelación de los "presos políticos" en Nicaragua, con el apoyo del Comité Internacional de la Cruz Roja (CIRC).

Debido a esto, la Alianza, en conjunto con el Comité Pro Liberación de Presas y Presos Políticos, anunciaron la apertura de dos líneas telefónicas, para que los familiares de los reos pregunten por la situación de los manifestantes encarcelados.

Según el Comité Pro Liberación de Presas y Presos Políticos, en revisiones de las listas junto con la CIRC, "hemos logrado consensuar la información de 232 presos políticos que siguen en cárceles del país", de un total de 809 que han sido reportados por la Alianza.

La liberación de los "presos políticos" es un compromiso adquirido por el Gobierno de Nicaragua en el marco de las negociaciones en busca de una salida pacífica a la crisis que se desarrollaron entre el 27 de febrero el 3 de abril.

El Ejecutivo anunció la liberación de cientos de "presos políticos" en un plazo de 90 días a partir del 20 de marzo, pero desde esa fecha solamente 50 han sido enviados a casa bajo régimen de convivencia familiar, una condición en la que ya se encontraban otros 150 excarcelado previamente.

La crisis de Nicaragua ha dejado 325 muertos según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Organismos humanitarios locales señalan hasta 568. El Ejecutivo reconoce 199.

La CIDH ha responsabilizado al Gobierno de Nicaragua por crímenes de "lesa humanidad".

La Organización de los Estados Americanos (OEA) tiene en proceso la aplicación de la Carta Democrática Interamericana, por rompimiento del orden constitucional, que de ejecutarse suspendería a Nicaragua del organismo continental.