Mundo

Habla hijo del millonario que descubrió que era estéril

El escándalo envolvió al millonario británico Richard Mason, quien recientemente demandó a su ex esposa al enterarse de que ninguno de los tres hijos que tuvieron era suyo

Por  Martha Isis Carrillo

Habla hijo del millonario que se enteró de que sus hijos no eran suyos(Pixabay)

Habla hijo del millonario que se enteró de que sus hijos no eran suyos | Pixabay

El escándalo envolvió al millonario británico Richard Mason, quien recientemente demandó a su ex esposa al enterarse de que ninguno de los tres hijos que tuvieron druante su matrimonio era suyo.

Uno de los hijos del millonario habló en una entrevista con The Telegraph y aseguró que no buscará a su verdadero padre.

Willem, de 23 años, es uno de los jóvenes que Mason creyó su hijo durante 21 años, al igual que su gemelo Ed y su hermano Joel , de 19 años. Joel rompió el silencio para decir que, el hombre que fungió como su padre, "es un hombre muy manipulador, no es el tipo de persona con quien quieres estar. Pero sigue siendo mi padre y no voy a buscar al verdadero. Dudo que sepa que existimos".

El chico universitario aseguró que no ha hablado con Mason durante 3 años "debido a su comportamiento" y reveló que el matrimonio de sus padres fue infeliz, pero su madre, Kate, siempre quiso tener hijos.

Richard Mason demandó a su ex esposa Kate al enterarse de que los tres hijos que tuvieron durante su matrimonio no eran suyos, pues el hombre sufre una condición genética llamada fibrosis quística, que lo hace infértil de nacimiento.

La mujer aceptó haber engañado a Richard durante la década de los 90, aunque no ha revelado ninguna identidad, y tampoco si los tres jóvenes son producto de esa relación. Mason está demandando que su ex esposa le devuelva los $5 millones que logró al divorciarse, adicionales a los más de $320,000 que la corte la obligó a pagar a su ex marido.

El millonario apareció recientemente en la televisión británica para hacer un llamado a los chicos que crecieron llamándole "papá" a tomarse un té o una cerveza con él. "No he hecho nada malo en absoluto. Los amo y mi puerta siempre está abierta", dijo luego de añadir:

"Hablemos con su madre para decirle que deje de ser tan tonta".