Mundo

Hombre en silla de ruedas muere al ahogarse con un malvavisco

Un hombre de 41 años de edad con una lesión cerrebral murió al ahorgarse con un malvavisco, alimento que tenía prohíbido en su dieta pues no podía masticar.

Por  El Debate

Hombre en silla de ruedas muere al ahogarse con un malvavisco(Foto temática Debate)

Hombre en silla de ruedas muere al ahogarse con un malvavisco | Foto temática Debate

Londrés.- El juicio para saber quien ocasionó la muerte de Patrick Casey, contiúa en Inglaterra, pues este hombre de 41 años de edad, falleció al ahogarse tratando de comer un malvavisco, los cuales le estaban estrictamente prohíbidos, y que alguien decidió poner en su boca.

La lamentable muerte de Casey ocurrió el 5 de abril del 2019. Patrick había sido atropellado en el 2005 y como consecuencia de ello, resultó con una lesión cerebral que lo dejó en silla de ruedas y con necesidad de atención las 24 horas.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Según el medio de comunicación Mirror, Patrick fue llevado a un asilo de ancianos en el 2014 donde se le aseguraron los servicios de atención de enfermería y alimentación. 

Su hermana, Mary Casey estuvo al pendiente de él tanto como podía y solía visitarlo con frencuencia y más en fechas especiales.

Durante la audiencia del juicio que se llevó a cabo de una plataforma digital en fechas reciéntes, Mary exigía justicia, pues se trataba de un acto de negligencia médica lo que le había quitado la vida a su hermano, ya que en el expediente se señalaba que Patrick solo podía comer alimentos en pure.

"Quiero saber quién jugó a ser Dios con su vida y quién decidió darle malvaviscos (...) No merecía morir de la forma en que lo hizo (...) Fue tan evitable la forma en que murió, fue simplemente trágico" declaró Mary en el juicio para trata de esclarecer la muerte de Patrick.

Previo a la muerte, poco más de dos semanas antes, Mary acudió a visitar a su hermano al asilo de ancianos donde se encontraba, y se encontró que en su habitación había una bolsa de malvaviscos.

Sorprendida por el hallazgo acudió el personal del asilo a preguntar si se trataba de alimentos para otros usuarios, sin embargo, le respondieron que no, que pertenecían a Patrick y que él los adoraba.

En ese momento, Mary estalló contra el personal, pues en las indicaciones médicas bajo las cuales se había integrado Patrick al asilo, se señalaba que solo podía comer puré, pues tras el accidente, perdió la habilidad para masticar y mover su cuerpo a como solía hacerlo.

"No entiendo, ¿en qué momento decidieron darle malvaviscos cuando claramente dice en sus planes de cuidado que su comida debe ser hecha puré?" reclamó al personal del asilo.

Con el sentimiento de injusticia dentro de ella, Mary comenzó a relatar como era Patrick, y lo describió como una persona cariñosa y amable.

"Wacker (apodo de Patrick) vivió su vida al máximo. Fue una de las mejores personas de la historia, un alma tan cariñosa y amable que nunca tuvo un hueso malo en el cuerpo" comentó Mary durante el juicio.

En el juicio, el forense Andrew Walker señaló que la causa de muerte había sido asfixia, aspiración (inhalación de alimentos en las vías respiratorias) y lesión cerebral adquirida.

Por otra parte, Alexia Petrova la terapeuta de Patrick, declaró en el juicio que tras una sesión en enero del 2018, receto una dieta completamente combinada para el difunto Casey.

Esta dieta no incluía a los malvaviscos, pues cuando estos se mezclan con la saliba se vuelven más peligrosos para alguien que no puede masticarlos como Patrick.

"Él no comenzaría a masticar. Cualquier cosa que tuviera textura tenía un riesgo muy alto de aspiración o asfixia (...) No recomendaría los malvaviscos porque son un peligro de asfixia. Hay que masticarlos. Cuando se mezclan con la saliva se vuelven más pegajosos" comentó Petrova sobre la alimentación de Patrick.

Eleanor Powell, coordinadora de actividades, también estuvo presente en el juicio y reveló que comer malvavisco ya era una cultura general cuando llegó al asilo.

Incluso señaló que una vez lo vio ingerir malvaviscos, pero su conocimiento sobre la consistencia de este dulce, no eran suficientes para saber que Patrick ponía en riesgo su vida cada que los ingería.

"Cuando comencé, él estaba comiendo malvaviscos y con mi conocimiento limitado de los líquidos espesados y las comidas en puré, asumí que era algo que tendría la consistencia adecuada para él (...) Si tuviera alguna idea o indicio de que él no debería haberlos tenido, habría hecho todo lo posible para asegurarme de que no los tuviera" declaró en el juicio Powell.

Posteriormente declaró que el cuatro de abril, un día antes de la muerte de Patrick, le había comprado malvaviscos Haribo, los cuales eran los favoritos de él, y luego los dejó sin abrir en la habitación.

Debido a que Patrick se encontraba en una silla de ruedas era incapaz de alcanzar los malvavisco donde Powells los dejó un día antes, así que descartan que él solo se haya alimentado de ello.

Tras contar esto, Eleana comenzó a llorar durante el juicio, y Mary comenzó a consolarla, pues no había sido su culpa.

"No fue tu culpa, así que no te sientas culpable. Eras cercana a Wacker y muy buena con él (...) No llores, siempre fuiste muy bueno con él", le dijo Mary a Powells.

Finalmente, en el juicio que aún continúa se reveló que Mary no recordaba haber tenido una reunión formal con el personal del asilo para informarles sobre las limitaciones alimentarias que tenía Patrick.
 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo