Mundo

Hombre logró abrir una caja fuerte que tenía 40 años cerrada

Spethen ya había escuchado la historia de la caja, que nadie podía abrir desde que fue donada al museo hace cuadro décadas

Por  Martha Isis Carrillo

Hombre logró abrir una caja fuerte que tenía 40 años cerrada(Facebook Vermilion Museum)

Hombre logró abrir una caja fuerte que tenía 40 años cerrada | Facebook Vermilion Museum

Canadá.- Un hombre logró abrir una caja fuerte en un museo en Canadá, que tenía más de 40 años cerrada. Miles de expertos y cerrajeros jamás pudieron descifrar la clave.

Stephen Mills estaba de visita en el Museo Vermilion Heritage junto a su familia, cuando de pronto vio la caja fuerte que pertenecía al Hotel Brunswick.

Spethen ya había escuchado la historia de la caja, que nadie podía abrir desde que fue donada al museo hace cuadro décadas, por lo tal decidió probar su suerte.

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

Mills, quien es un asistente de maquinaria y soldador. Probó su suerte y algo increíble sucedió. En un solo intento, logró abrir la caja.

La combinación perfecta resultó ser más sencilla de lo que parecía: 20,40, 60.

Mill comentó que la combinación típica de un candado de clave es tres vueltas en dirección de las manillas del reloj (20), dos vueltas en dirección contraria (40), y una en dirección de las manillas del reloj (60), giró la manilla y para su suerte la caja fuerte se abrió.

Muchos usuarios expresan que es suerte de principiante. Ya que el museo se había puesto en contacto con antiguos empleados del hotel, expertos en cajas fuerte, y ninguno logró descifrar la clave.

Todos se imaginaban que dentro de la caja había tesoros, revelaciones extraordinarias, algo que sorprendiera, sin embargo, solo había una cuenta vieja de pago y facturas de comida.

"Cuadro hallado en Rumania puede ser Picasso robado"

Fiscales rumanos investigan si un cuadro de Pablo Picasso robado de un museo en Holanda hace seis años ha aparecido en Rumania, se informó el domingo.

Cuatro rumanos fueron condenados por el robo en 2012 de “Cabeza de Arlequín” de Picasso y otros seis cuadros valiosos de la galería Kunsthal de Rotterdam. 

Una miembro de la banda, Olga Dogaru, dijo a los investigadores que quemó los cuadros en su estufa para proteger a su hijo, el presunto cabecilla. Posteriormente se retractó. 

El Directorio de Investigaciones del Crimen Organizado y el Terrorismo dijo el domingo que estudiaba las circunstancias de un cuadro que una escritora dijo haber encontrado debajo de un árbol luego de recibir una denuncia anónima.