Selecciona tu región
Mundo

Hombre que cacheteó al presidente de Francia es condenado a 18 meses de cárcel

Damien Tarel, el hombre que le dio una cachetada al presidente francés Emmanuel Macron, fue condenado a 18 meses de cárcel

Por Raúl Durán

-

Francia.- El hombre que le dio una cachetada al presidente de Francia, Emmanuel Macron, el pasado martes durante un viaje oficial, fue condenado por un tribunal en Valence a 18 meses de cárcel, de los cuales 14 están en suspenso.

Se trata de Damien Tarel, un joven desempleado de 28 años, a quien el juez condenó a 4 meses firmes de prisión, luego de que la Fiscalía solicitó 18 meses de condena, así como quitarle su derecho al voto y acceso a armas durante 5 años, y prohibirle definitivamente el ejercicio de funciones públicas. 

Las autoridades consideraron la cachetada a Emmanuel Macron como un acto de humillación con el que Tarel pretendía degradar la imagen del presidente de Francia, asegurando "no comprender las razones" y estimando un riesgo de reincidencia ante la actitud de "fría determinación" mostrada por el joven.

Leer más: Conoce la terrible historia del "Monstruo de los Andes", quien asesinó a 350 niñas y está esfumado

Tarel, que se encontraba desempleado, fue condenado en un juicio por el procedimiento de comparecencia inmediata celebrado 2 días después de cachetear al mandatario francés al grito de guerra de la extrema derecha monárquica: "¡Montjoie Saint-Denis!" y "¡Abajo la Macronía!".

El hombre de 28 años fue detenido junto a un amigo suyo, quien será juzgado en el segundo semestre de 2022. Ambos eran compañeros de diversas asociaciones locales de artes marciales, admiradores de la Edad Media y lectores de manga, y ninguno de ellos tenía antecedentes penales.

Antes de que se decretara la sentencia, el abogado del acusado aseguró a los medios de comunicación que su cliente había tomado conciencia de su comportamiento y no repetirá ese tipo de actos.

El presidente de Francia, por su parte, decidió no presentar una denuncia contra su agresor y calificó el hecho como un acto "imbécil y violento" este jueves.

Macron rechazó entrar en la polémica sobre la violencia en la política y prefirió definir la cachetada que recibió como "un acto aislado".

Hay que relativizar pero no banalizar, cualquier cargo público merece un respeto", expresó el mandatario.

El presidente francés subrayó que la verdadera violencia se encuentra en los feminicidios, "la de los que son agredidos al llegar a casa", y en contraste aseguró que percibe en el país un "optimismo" por la vuelta a la vida tras la pandemia de Covid-19.

"Una sociedad democrática es la que permite la crítica, la manifestación, el voto, y eso es un tesoro. La contrapartida de eso es el respeto y el fin de la violencia", añadió. 

La agresión contra Emmanuel Macron tuvo lugar el pasado martes 8 de junio durante un viaje oficial del mandatario por el departamento francés de Drôme, al sur del país.

El momento, captado en video y difundido en redes sociales, ocurrió cuando el presidente se acercó a una valla a saludar a la gente que lo esperaba allí. Al dar su mano a un hombre, este le dio una bofetada con la otra. El agresor rápidamente fue inmovilizado por los agentes de seguridad y fue detenido junto a su amigo, también presente en el lugar. 

Leer más: Trabajo infantil aumentó y podría sumar 9 millones de menores con la pandemia: OIT

El portavoz del gobierno francés, Gabriel Attal, afirmó que pese a la agresión el presidente Macron continuará realizando recorridos y contactos directo con la población, ya que "en el 99.99% de los casos" no hay incidentes. 

Es un acto aislado porque no hay que dar la impresión de que lo que hizo ese hombre es representativo de la población francesa", comentó.

Con información de EFE.

Cobarde el cachetadón contra el presidente de Francia: condena AMLO
 
Síguenos en

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Debes ingresar un E-mail valido. Ha sucedido un error en la suscripcion.
¡Tu suscripcion ha sido exitosa!

Suscribirse implica aceptar los términos y condiciones