Selecciona tu región
Mundo

Hombre que se cree gato, es juzgado por doble feminicidio contra su mamá y tía en Argentina

El hombre israelí que se cree gato, es acusado por la desaparición y feminicidio de su mamá y tía; se le ha visto maullando y ronroneando en su celda

Por Angela Montoya

-

Mendoza, Argentina.- Llega a juicio por jurados el hombre que se cree gato y que está acusado de asesinar y enterrar en el patio de su casa a su madre y tía cuando fueron a visitarlo a Mendoza, Argentina, en caso de ser declarado culpable podría recibir la pena máxima de 50 años en prisión.

Se trata del israelí Gilad Gil Pereg de 40 años quien tras ser arrestado fue visto desnudo y maullando como un gato dentro de su celda, será juzgado por haber actuado con alevosía en los asesinatos, por fraguar la desaparición y esconder los cuerpos de su tía Lily Pereg de 54 años y de su madre, Pyrhia Saroussy de 63 años.

Leer más: ¡Terrible! Una mujer le daba patadas y golpes a una señora de 100 años que debía cuidar

Las mujeres llegaron a Mendoza el 11 de enero del 2019 en vuelos con tres horas de diferencia y el 14 de ese mes, el hombre denunció su desaparición a las autoridades.

Después de tres años de investigación y acumulación de pruebas, el juicio dará inicio aún con el intento de retrasar con apelaciones y pericias de la defensa, quien alega que Gil Pereg padece una enfermedad mental y era inimputable.

Durante el juicio se tendrá presentes a 12 jurados, quienes escucharán a alrededor de 50 testigos, las pruebas centrales como armas de fuego y palos, las manchas de sangre en su ropa y el ocultamiento de los cuerpos.

Durante su tiempo detenido en el módulo N° 3 de la cárcel de San Felipe, el acusado de doble feminicidio no usaba el baño, por lo que orinaba y defecaba dentro de la celda, no se bañaba y pedía vivir con gatos en la celda, incluso ronroneaba y maullaba como un gato cuando era convocado a las audiencias.

"Se la pasa en la cama. Come las viandas que le dan, usa la misma ropa y no se baña, ni se afeita ni se corta el pelo. Dice que sufre hidrofobia. Sé que los penitenciarios 'negocian' con él y le pasan una esponja por el cuerpo cada tanto, además de lavar su remera mientras duerme" dijo Lautaro Brachetta, uno de sus abogados de la defensa.

Leer más: ¡En el desierto! Encuentran cientos de millones de árboles en el Sahara

En su casa, Gil Pereg vivía con una docena de gatos y perros, los cuales estaban en malas condiciones, con desnutrición y además rodeados de basura y excremento, además había varios cadáveres de gatos disecados cerca de una parrilla.

Síguenos en

Angela Montoya

Periodista Web

Licenciada en Periodismo por la Universidad Autónoma de Sinaloa, especializada en Periodismo Digital y edición de archivos multimedia, titulada en 2021. Se ha desarrollado en diversos medios de comunicación y empresas comerciales como community manager, reportera web, fotógrafa y editora de vídeos para publicación en redes sociales.

Ver más

Últimas noticias