Mundo

Hombres atacan a lesbianas por no darse un beso frente a ellos

Tras los ataques homofóbicos en el autobús Melania y su novia fueron heridas hasta sangrar

Por  López Torres

Melania y Chris, una pareja de lesbianas que fue atacada por no darse un beso frente a una pandilla en Londres, les propiciaron golpes y les arrojaron monedas(Facebook)

Melania y Chris, una pareja de lesbianas que fue atacada por no darse un beso frente a una pandilla en Londres, les propiciaron golpes y les arrojaron monedas | Facebook

Londres.- Un ataque homofóbico por parte de un grupo de hombres contra una pareja de lesbianas terminó con ambas chicas cubiertas de sangre.

Por la noche del 30 de mayo, Melania y Chris viajaban en un autobús, después de salir juntas.

Melania de 28 años, es de Uruguay, y su novia Chris, estadounidense, por lo que al ir en uno de los icónicos autobuses británicos de dos pisos, prefirieron ir en el piso de arriba.

Una vez arriba, una pandilla de jóvenes rodeó a la pareja, empezaron a aventarles monedas y exigir que se besaran. Hacían ruidos y gestos sexuales. Una de las chicas afirmó que ellos querían que se besaran para poder verlas.

La policía londinense se encuentra buscando a los sospechosos, el alcalde Sadiq Khan condenó el ataque como "asqueroso y misógino", reiteró también que los delitos de odio contra personas LGBT no serán tolerados en Londres.

Intenté rechazarlos, como no soy una persona conflictiva, les dije que por favor nos dejará solos pues Chris no se estaba sintiendo bien

Dijo Melania, la novia de Chris, ante los acosadores.

Los hombres que tenían entre 20 y 30 años, comenzaron arrojarles cosas y la pareja inmediatamente les dijo que se detuvieran.

Lo siguiente que recuerdo fue a Chris en medio de ellos, mientras la golpeaban

Agregó Melania, "No lo pensé y me metí entre ellos. Estaba intentando sacarla y tratando de defenderla, así que comenzaron a golpearme a mí"

Ni si quiera recuerdo si quedé inconsciente. Sentí sangre, estaba sangrando y toda mi ropa, incluso el piso estaban cubiertas de mi sangre

Cuando Melania y Chris bajaron de la unidad la policía ya estaba ahí. Melania ha recibido miles de mensajes de apoyo por Facebook, aún se pregunta si su nariz se rompió durante el ataque.

Dijo que fueron al menos cuatro hombres, uno de ellos habló español y los demás tenían acento británico.

Aparentemente la pandilla le robó a las chicas antes de bajarse y dejarlas cubiertas de sangre en el autobús.

La uruguaya dijo que es la primera vez que le sucede algo así en su vida, pues nunca había sido víctima de violencia homofóbica tan severa.

Melania, quien es azafata se había mudado a Londrés tras un año sabático por estudios médicos, pensó que en este país se sentiría segura ante cualquier tipo de acosos como lesbiana, sin embargo, tras el ataque quedó en shock.

Publicó a la foto para hacer consciencia sobre la violencia contra las mujeres y por homofobia. Melania dijo que no es algo aislado, sino que es más común de lo que se piensa.

Nos vieron como entretenimiento, eso es lo que me enoja tanto

La uruguaya reportó que tras el ataque tiene algunos problemas para respirar a pesar de que el sangrado se ha detenido y la inflamación se redujo bastante.

Melania, tras el ataque quedó algo conmocionada y no recuerda con precisión algunas cosas.

"Honestamente, no recuerdo si nos tomamos las manos o nos besamos, pero cuando la pandilla nos vio, inmediatamente se movió detrás de nosotras, rodeándonos, y empezaron a hacer todo tipo de alusiones acerca de que eramos lesbianas, posiciones sexuales, incluso nos pidieron que nos besaramos para que ellos vieran", dijo la mujer uruguaya.

Ante esto, Melania trató de mediar el ataque, incluso fingió no hablar inglés para que no continuaran, pero esto no funcionó.

El grupo de jóvenes continuó acosando a las mujeres, inclusó les lanzaron monedas a la pareja.

Ningún otro pasajero se encontraba en la parte superior en ese momento. Dijo que la policía actuó de forma excelente y gran parte de las cosas robadas fueron entregadas a la embajada de Uruguay.

Melania decidió hacer público el ataque en el bus después de platicar con sus amigos, para visibilizar la violencia contra mujeres y ataques homofóbicos.