Mundo

Honduras localiza cultivo de hoja de coca

Autoridades localizaron una plantación ilegal de hoja de coca y un laboratorio dedicado a procesar este tipo de drogas 

Por  EFE

Honduras localiza cultivo de hoja de coca.(Vía Twitter @sedenah)

Honduras localiza cultivo de hoja de coca. | Vía Twitter @sedenah

Tegucigalpa.- Las fuerzas de seguridad de Honduras localizaron este viernes una plantación ilegal de hoja de coca y un laboratorio supuestamente dedicado a procesar este tipo de drogas en una operación en el Caribe del país, informó una fuente militar.

El portavoz de las Fuerzas Armadas de Honduras, José Meza, declaró a los periodistas que el laboratorio fue descubierto en el municipio de Iriona, departamento caribeño de Colón, 453,8 kilómetros al noreste de Tegucigalpa.

Agregó que el narcolaboratorio fue localizado durante un "fuerte operativo" coordinado por la Fuerza Aérea Hondureña, la Fuerza Naval y la Fuerza de Tarea Conjunta Xatruch.

El cultivo ilegal, que será destruido en las próximas horas, estaba también en el sector de Iriona, donde las autoridades hondureñas siguen la pista de las personas que estarían involucradas en la plantación de hoja de coca en el país.

"Se ha llevado a cabo el aseguramiento y las fuerzas operativas de las Fuerzas Armadas están trabajando alrededor del sector para confirmar otro sembradío de coca y si hay otro tipo de campamento para procesamiento de este tipo de drogas", explicó Meza, sin precisar más detalles de la operación.

El Caribe y el norte de Honduras son utilizados por grupos de traficantes de drogas suramericanos que envían cargamentos a Estados Unidos, el mayor consumidor del mundo, y en lo que va de 2019 las autoridades del país han confiscado 2.589 kilos de drogas, en su mayoría marihuana.

La Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional de Seguridad de Honduras (Fusina) ha inhabilitado este año 19 pistas de aterrizaje clandestinas usadas por narcotraficantes para llevar cocaína y otras drogas a México y Estados Unidos.

Las autoridades de Honduras pusieron en marcha en 2014 un escudo aéreo, marítimo y terrestre para frenar el tráfico de drogas procedente de América del Sur.

La medida ha reducido drásticamente el paso de drogas por Honduras, donde antes eran frecuentes los aterrizajes de avionetas cargadas con cocaína cuyo destino final eran México y Estados Unidos, según las autoridades.