Mundo

Inicia la era Biden-Harris en Estados Unidos

Joe Biden durante la ceremonia de investidura pidió apostar por la unidad para superar las múltiples crisis que atraviesa su país.

Por  El Debate

Joe Biden, durante su juramento junto a su esposa, Jill Biden.(Debate)

Joe Biden, durante su juramento junto a su esposa, Jill Biden. | Debate

Estados Unidos.- Estados Unidos inició este 20 de enero una nueva era con la llegada al poder del presidente Joe Biden, que puso fin al tumultuoso mandato de Donald Trump y apostó por la unidad y la civilidad, y proclamó que "la democracia ha prevalecido" tras el mandato de su antecesor.

Poco antes de que Biden jurara su cargo ante la fachada oeste del Capitolio, su compañera de fórmula, Kamala Harris, hizo historia al convertirse en la primera mujer, la primera afroamericana y la primera persona de origen asiático en ocupar la Vicepresidencia de Estados Unidos.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

"Este es un momento histórico de crisis y retos, y la unidad es el camino que debemos seguir", dijo Biden en su discurso de investidura.

Una "cascada de crisis"

Biden, que a sus 78 años es el presidente de mayor edad que ha tomado posesión en la historia del país, llegó unas horas después a la misma Casa Blanca en la que trabajó durante ocho años como vicepresidente junto a Barack Obama (2009-2017), esta vez para ocupar el Despacho Oval.

El nuevo mandatario juró su cargo ante el mismo Capitolio que dos semanas antes había sido invadido por una turba de seguidores radicales de Trump.

Leer más: Los principales temas del discurso de Joe Biden como presidente de los Estados Unidos

Además de las ascuas de esa crisis, que provocó que 70 por ciento de los republicanos sigan sin considerar legítima la elección de Biden, el flamante presidente deberá afrontar los urgentes desafíos económicos y de salud pública derivados de la pandemia de la Covid-19, que ya ha dejado más de 400 mil muertos en el país.

"Seremos juzgados, ustedes y yo, por cómo resolvamos esta cascada de crisis de nuestra era. ¿Estaremos a la altura de la ocasión? ¿Seremos capaces de superar esta hora extraña y difícil?", planteó Biden en su discurso.

Las preguntas reflejaban las que se hacían muchos de sus seguidores mientras lo veían tomar posesión desde sus hogares, aliviados por la marcha de Trump, pero conscientes de que el movimiento que despertó el ya expresidente sigue muy vivo, y las tensiones en el país serán difíciles de rebajar.

Leer más: ONU celebra el regreso de los Estados Unidos al "Acuerdo de París" sobre el cambio climático

A las 11:50 horas, tiempo de Estados Unidos, Biden comenzó el juramento con el que se comprometió a "preservar, proteger y defender la Constitución de Estados Unidos". 

"Así que Dios, ayúdame", exclamó Biden al término del juramento. Biden juró el cargo sobre la misma Biblia que ha utilizado con ese fin durante toda su carrera política: un enorme tomo que es propiedad de su familia desde 1893 y que mide casi 13 centímetros de ancho (5 pulgadas).

"Es un día histórico y de esperanza, de renovación y resolución", dijo Biden en su discurso de investidura, poco después de jurar el cargo como el presidente número 46 de la historia de Estados Unidos.

Donald Trump se convirtió en el primer mandatario saliente en 152 años que no asiste a la investidura de su sucesor y, para cuando Biden juró el cargo, ya estaba en Florida.
El primer discurso de Biden como presidente fue optimista, aunque realista respecto a los retos que enfrenta el país, inmerso en lo que describió como «un frente unido de crisis y desafíos.

Fortaleza

"Estados Unidos ha sido puesto a prueba y saldremos más fuertes", insistía el nuevo presidente desde la escalinata del Capitolio, donde llamó a poner fin a la "guerra no civil" entre demócratas y republicanos, progresistas y seguidores de Trump.

Biden advirtió que Estados Unidos está entrando en el que probablemente será el periodo más duro y mortal de la crisis de la Covid-19, y sentenció: "Debemos dejar de lado la lucha política y enfrentar de una vez por todas esta pandemia como una nación".

También tuvo palabras para quienes le veían desde el extranjero: "Repararemos nuestras alianzas y nos implicaremos con el mundo de nuevo, no para encarar los desafíos de ayer, sino los retos de hoy y mañana".

Su discurso no fue una proeza de la oratoria, como los que solía pronunciar Obama, ni sorprendió a nadie con promesas nuevas, pero sirvió para dejar claro que el referente de Biden para guiar al país se remonta mucho más atrás en la historia de Estados Unidos; el mandato de Franklin Delano Roosevelt (1933-1945).

Igual que Roosevelt ayudó al país a salir de la Gran Depresión con las inversiones masivas de su New Deal, el nuevo presidente confía en que el Congreso le apruebe un plan de estímulo económico de 1.9 billones de dólares para superar los desafíos provocados por la pandemia, además de una ambiciosa reforma migratoria, que incluye detener la construcción del muro fronterizo con México, la promesa de Trump durante su campaña.

Momento de actuar

"No hay tiempo que perder a la hora de resolver las crisis que enfrentamos", escribió Biden en su primer tuit desde su cuenta oficial como presidente, @POTUS.

La ceremonia ante el Capitolio no incluyó declaraciones de la vicepresidenta Harris, pero ella fue recibida por vítores cuando juró su cargo con la ayuda de la primera jueza latina del Tribunal Supremo del país, Sonia Sotomayor.

"No me digan que las cosas no pueden cambiar", afirmó Biden en referencia a la llegada al poder de la primera mujer vicepresidenta.

Bajo seguridad

Lady Gaga, Jennifer López y Garth Brooks pusieron música al acto de investidura, mientras que la joven poeta afroamericana Amanda Gorman proclamó que el país había entrado en una era de redención. Solo un millar de personas, frente a las 200 mil habituales, asistieron como invitadas a la ceremonia, reducida al mínimo debido a la pandemia y las amenazas de seguridad tras el asalto al Capitolio.

La mayoría de los invitados a la ceremonia eran legisladores estadounidenses, aunque también estaban los expresidentes Barack Obama (2009-2017), George W. Bush (2001-2009) y Bill Clinton (1993-2001), junto a sus respectivas esposas, Michelle Obama, Laura Bush y Hillary Clinton. 

El ya exvicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, asistió también a la ceremonia junto a su esposa, Karen, para despegar luego rumbo a Indiana.

La ceremonia contó con el mayor despliegue de seguridad de cualquier investidura presidencial en la historia del país, bajo la atenta mirada de hasta 25 mil militares de la Guardia Nacional, cinco veces más que los que hay en Irak y Afganistán. Además, la jornada contrastó con otras investiduras por la ausencia de público en el National Mall, la enorme explanada que se extiende desde el Capitolio hasta el monumento a Lincoln. 

Para representar a los estadounidenses que, de no haber sido por la pandemia, se habrían desplazado a Washington para ver la investidura, los organizadores dispusieron a lo largo de esa explanada 191 mil 500 banderas de diferentes tamaños y colores.

Las primeras horas

Tras la ceremonia, Biden participó en un breve acto con los líderes del Congreso, firmó sus primeros documentos como presidente y luego pasó revista a las tropas, que ahora dirige como comandante en jefe de Estados Unidos.

Posteriormente, Biden, Harris y sus respectivos cónyuges, Jill Biden y Doug Emhoff, se dirigieron al cementerio nacional de Arlington (Virginia) para colocar una ofrenda floral en la tumba del soldado desconocido.

La caravana presidencial atravesó después la avenida Pensilvania, flanqueada por cientos de los más de 20 mil militares desplegados en la capital para la investidura.

Al llegar frente al Departamento del Tesoro, situado junto a la Casa Blanca, Biden se bajó junto a su esposa de la limusina y recorrió los últimos metros del trayecto a pie, hasta entrar en el complejo y finalmente en la residencia presidencial, en la que seguirá al menos hasta enero de 2025. Con información de EFE.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo