Mundo

Irán rechaza diálogo con EU al aumentar tensiones en el Golfo

Funcionarios estadounidenses dijeron que el despliegue de un grupo de portaaviones y bombarderos fue en respuesta a que Irán había cargado misiles en pequeñas embarcaciones

Por  AFP .

Irán rechaza diálogo con EU al aumentar tensiones en el Golfo.(AFP)

Irán rechaza diálogo con EU al aumentar tensiones en el Golfo. | AFP

Irán le cerró la puerta el jueves a la oferta de diálogo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para poner fin a la escalada de tensiones, luego de que Washington enviara fuerzas militares adicionales a la región para combatir lo que calificó como una amenaza inminente de Teherán.

Funcionarios estadounidenses dijeron que el despliegue de un grupo de portaaviones y bombarderos B-52 en el Golfo fue en respuesta a fotografías que mostraban que Irán había cargado misiles en pequeñas embarcaciones.

El ministro iraní de Exteriores, Mohammad Javad Zarif, acusó este jueves a Estados Unidos de provocar una escalada "inaceptable" de tensiones, y dijo que "no hay posibilidad" de negociar actualmente con Washington.

"Actuamos con la máxima moderación", afirmó Zarif, en referencia a la reacción de su país frente a la decisión tomada hace un año por Donald Trump de retirar a Estados Unidos del acuerdo de 2015, que debía servir para evitar que Irán se dotara de armas nucleares.

El ministro iraní, que está en Japón y que viajará el viernes a China, aseguró que su país mantiene su "compromiso" con la comunidad internacional en el marco de ese acuerdo.

La tensión aumentó en las últimas semanas con el despliegue en Oriente Medio de un portaaviones y de misiles Patriot por parte de Estados Unidos, país que acusa a Irán de amenazar sus intereses.

El ministro iraní de Exteriores, Mohammad Javad Zarif, está en Japón y viajará el viernes a China. Foto: AFP.

El departamento de Estado pidió además el miércoles a su personal diplomático no esencial que abandonara Irak, vecino de Irán, alegando una "amenaza inminente" relacionada "directamente" con Teherán.

Pese a la escalada, Trump volvió a pedir diálogo. "Estoy seguro de que Irán querrá hablar pronto", escribió en Twitter.

Sin embargo, el jefe de la diplomacia iraní descartó el jueves desde Tokio "cualquier posibilidad" de negociación con Estados Unidos, según declaraciones recogidas por la agencia japonesa Kyodo.

"No sé por qué el presidente Trump es optimista pues es totalmente falso", insistió el diplomático iraní, citado por la cadena de televisión nipona NHK.

"Guerra económica"

Desde hace 10 días Washington ha aumentado la tensión reforzando su presencia militar en el Golfo.

El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, hizo la semana pasada una visita sorpresa a Bagdad para compartir con los dirigentes iraquíes "las informaciones que indican una escalada de las actividades de Irán". También dijo haber recibido garantías de la protección de los estadounidenses.

El presidente de EEUU, Donald Trump, pronuncia un discurso en presencia de su secretario de Estado, Mike Pompeo, el 25 de marzo de 2019 en Washington. Foto: AFP.

Los responsables estadounidenses aseguraron que la llamada a volver de los diplomáticos no está motivada por una acción militar inminente de Estados Unidos contra Irán o sus grupos aliados.

Dos grupos armados proiraníes en Irak desmintieron por su parte el jueves cualquier amenaza contra los intereses de Estados Unidos, y denunciaron "provocaciones estadounidenses".

Por su parte Pompeo aseguró el martes en Sochi (Rusia) que Washington no busca "una guerra con Irán".

Poco después de la decisión estadounidense, los ejércitos de Alemania y de Holanda anunciaron la suspensión hasta nueva orden de sus operaciones de entrenamiento militar en Irak.

El guía supremo Alí Jamenei aseguró el martes que "no habrá guerra con Estados Unidos" mientras que el presidente Hasan Rohani habló de la "guerra económica" de Washington.

"Este periodo de la historia es el mas fatídico para la Revolución Islámica porque el enemigo puso en juego todas esas capacidades contra nosotros", dijo el jefe de los Guardianes de la Revolución, Hosein Salami.

Rusia afirmó por su parte que está preocupada por esta "escalada de tensiones" y acusó a Washington de "provocar" a Irán".

El martes, el general Chris Ghika, un portavoz británico de la coalición internacional bajo mando estadounidense, dijo sin embargo que no existe una "agravación de la amenaza que representan las fuerzas proiraníes".

Según el diario New York Times, el secretario estadounidense de Defensa, Patrick Shanahan, presentó a los consejeros de Donald Trump un plan según el cual hasta 120.000 hombres podrían ser enviados a Oriente Medio si Irán ataca las fuerzas estadounidenses.

Un proyecto desmentido por el presidente de Estados Unidos, que advirtió sin embargo que "si tenemos que hacerlo enviaremos a muchos más hombres".

Otra fuente de tensión son los calificados como "actos de sabotaje" contra tres petroleros y un carguero en el Golfo, de los que todavía se desconocen los responsables, así como un ataque de drones contra estaciones de bombeo en Arabia Saudita, reivindicados por los rebeldes hutíes de Yemen, apoyados por Irán.