Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Israel ataca 10 objetivos milicianos en Gaza

JERUSALÉN

Jerusalén, (AP).- Israel actuará de forma calmada y responsable ante las crecientes hostilidades israelí-palestinas, afirmó el domingo el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, apenas unas horas después de que el ejército israelí realizara ataques aéreos sobre 10 puntos de la Franja de Gaza.

Su declaración sigue a un fin de semana de enfrentamientos entre la policía israelí y manifestantes en Jerusalén y localidades y localidades árabes del norte de Israel tras el asesinato de un joven palestino. También el domingo, se esperaba que un adolescente estadounidense detenido durante las protestas violentas en el este de Jerusalén compareciese ante un tribunal.

"La experiencia demuestra que en momentos como este, uno debe actuar con calma y responsabilidad, no de forma histérica y apresurada", dijo Netanyahu al comienzo de la reunión semanal de su gabinete.

Los bombardeos israelíes atacaron lo que Tel Aviv describió como lugares de actividad miliciana, como lanzacohetes y un lugar de fabricación de armas, después del lanzamiento de al menos otros 29 cohetes y morteros desde la Franja de Gaza a Israel durante el fin de semana.

Dos de esos cohetes iban dirigidos hacia Beersheba, una localidad sureña que está más hacia el interior de Israel de lo que ha llegado ningún otro ataque en esta campaña de cohetes. El ejército israelí señaló que su sistema defensivo "Cúpula de hierro" interceptó ambos proyectiles.

La tensión subió en la zona el 12 de junio, cuando tres adolescentes israelíes fueron secuestrados. Israel lanzó una gran operación de búsqueda sobre el terreno para dar con los jóvenes, hasta el hallazgo la semana pasada de sus cuerpos sin vida. Los israelíes culpan a Hamas de los asesinatos y lanzaron una gran campaña contra el grupo islamista.

Dos días más tarde, el adolescente palestino Mohamed Abu Khdeir fue capturado frente a su casa en el este de Jerusalén y su cuerpo carbonizado apareció en un bosque. La policía dice que aún está investigando el asesinato, pero los palestinos dicen que extremistas israelíes mataron al chico para vengar la muerte de los adolescentes israelíes.

Las protestas se extendieron el sábado de Jerusalén a localidades árabes en el norte de Israel, con cientos personas lanzando piedras y bombas incendiarias a la policía, que respondió con gases lacrimógenos y granadas aturdidoras, según la policía israelí. En los enfrentamientos fueron detenidos 22 árabes israelíes, indicó la portavoz de la policía Luba Samri.

A diferencia de los palestinos de Cisjordania y la Franja de Gaza, los árabes israelíes tienen derechos como ciudadanos. Pero a menudo se enfrentan a discriminación y muchos se identifican con los palestinos. Aun así, las revueltas violentas como las del sábado son poco comunes.

Los enfrentamientos habían remitido en su mayor parte el domingo por la mañana, pero la tensión seguía presente. Una mujer judía fue atacada y herida de levedad el domingo por la mañana por un grupo de palestinos en la ciudad vieja de Jerusalén, indicó Samri. Su marido disparó su arma y los atacantes huyeron, y la policía los está buscando, añadió.

También el domingo, la policía pidió a un tribunal de Jerusalén que extendiera la detención del ciudadano estadounidense Tariq Abu Khdeir, de 15 años. Sus padres dicen que el chico, que va a la escuela en Florida, recibió una paliza de la policía israelí el jueves durante los enfrentamientos por la muerte de Mohamed Abu Khdeir. Los dos jóvenes eran primos.

Los padres de Tariq, Suha y Salah, dijeron que Tariq fue la última persona que estuvo con Mohamed antes de su captura.

La policía afirma que Tariq se resistió al arresto, atacó a los agentes y fue capturado con una honda para lanzar piedras.

Por otro lado, en Cisjordania, el ejército arrestó a un palestino en Hebrón. Su familia le identificó como Hosam Dufesh. El ejército no dio detalles sobre la detención, pero las tropas israelíes han centrado su búsqueda de los asesinos de tres jóvenes israelíes en la zona de Hebrón.