Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Joven muere en "Casa Embrujada", fue golpeado por ataúd

El personal de Ocean Park lo encontró inconsciente cinco minutos después de que entrara en la atracción

El joven entró en una zona prohibida y murió. Foto Facebook Ocean Park

Hong Kong.- Un hombre murió en el mayor parque de atracciones de Hong Kong, en el interior de una casa embrujada llamada “Enterrado vivo”, mientras el complejo de ocio se preparaba para su fiesta anual de Halloween.

El fallecido, un hombre de 21 años apellidado Cheung, murió el pasado sábado al ser golpeado por un ataúd, informaron los medios locales.

El personal de Ocean Park lo encontró inconsciente cinco minutos después de que entrara en la atracción, explicó el director ejecutivo del parque, Matthias Li, que dijo estar muy triste por lo ocurrido.

Se confirmó su muerte en el hospital, indicó la policía.

“Enterrado vivo” debía ser parte de la celebración de Halloween en el parque, entre el 5 y el 31 de octubre.

La página web de Ocean Park promete a quienes entren en esa atracción que “experimentarán el hecho de ser enterrados vivos solos, antes de luchar por salir de su oscuro y escalofriante ataúd”.

Los visitantes deben entrar primero en el ataúd, antes de que este se deslice hacia el interior de la casa embrujada. Una vez ahí, se encuentran con lo que Ocean Park describe como “un laberinto pedregoso lleno de terribles espíritus malignos”.

El gobierno de Hong Kong cree que el fallecido entró en una zona prohibida a los clientes, donde murió al ser golpeado por un dispositivo mecánico.

La policía abrió una investigación para averiguar las circunstancias de la muerte. El gobierno ordenó el cierre de la atracción hasta nuevo aviso, citó AFP.

OTRO HECHO

El pasado 10 de mayo del presente año, una niña de 13 años murió en Colombia, su madre señaló que los espíritus la habían matado.

La menor de 13 años residía en el barrio La Trinidad, comuna Nueve de la Capital huilense, era muy alegre, espontanea, compañerista, hogareña y juiciosa. “Ella era normal, una noche llegué a la casa, me abrió la puerta, luego me acosté a dormir y se quedó mirando televisión. A los pocos minutos, se despertó ahogándose, nosotros asustados le decíamos ¡Laurita! ¡Laurita, despiértese! Y no lo hacía”, dijo Betuel González Ipuz, hermana de la hoy fallecida,

La niña empezó a tener comportamientos extraños desde el pasado 19 de mayo, no reaccionaba al llamado de sus familiares, se retorcía, tenía las manos y pies demasiado fríos. Enseguida le dijeron a un taxista que los llevará al Hospital de Canaima.

“Ya en el centro asistencial, cuando estaba en la camilla le dio una crisis fuerte, al punto que por poco se nos cae, allí le hicieron exámenes de sangre y orina, pero salieron bien. Ahí le pusieron un rosario, y le dijo a mi mamá que sintió mucha tranquilidad”, agregó el hermano. Según sus familiares, la niña nunca antes había actuado así.

“Lo único que dijo a una de sus hermanas es que tenía algo en el cuerpo y se fue a dormir para no despertarnos”.

Después de que la joven salió del centro asistencial, ella habría continuo con el comportamiento extraño, luego la llevaron a la parroquia del barrio Rojas Trujillo, allí había un sacerdote de Bogotá. “Él nos dijo que a la niña había que realizarle un exorcismo y cuando empezó a rezar, ella intentaba agredirlo, mientras cuatro personas la teníamos de cada extremidad”, agregó el allegado.

Muerte

El cura les dijo a los presentes que a Laura, la estaban atormentando espíritus. “Luego la llevamos adonde otro cura de la comunidad mariana, quien nos indicó que le habían dado un bebedizo, y cuando tenía las crisis, se le notaba algo en la garganta”, añadió Betuel. El párroco les dijo que tenían que seguir llevándola a la Iglesia. Después de que salió se sintió bien durante el día, porque en la noche volvió a recaer.

Desesperados ante la situación vivida por la menor, los allegados la llevaron a la Iglesia de Aipe. El cura le rezó y también le dijo que era necesario realizarle un exorcismo y cuando empezó a orar, ella se revolcaba en el suelo. El cura nos dijo que le rezáramos y que tuviéramos mucha fe.

Según los allegados, después de que cayó en crisis, Ximena casi no podía hablar y cuando lo hacía era de manera agresiva. “Cuando uno oraba se ponía mal. El cura nos dio sal exorcizada, aceite y agua bendita, lo mezclábamos, luego se lo suministrábamos vía oral y le untábamos en el cuerpo, así se calmaba, pero casi no dormía. Cuando se levantaba, a los pocos minutos se caía. A veces decía ¡yo lo daño, yo lo daño, 1,2,3”.

Después de 18 días con la crisis, la niña murió el pasado domingo a las 2:00 de la madrugada. Una de sus hermanas la estaba cuidando, ella sintió que respiraba por la boca y luego dejó de hacerlo, al tomarle el pulso, ya no tenía.  Finalmente, el cuerpo de la adolescente va a ser velado en la Funeraria Cristo Rey y luego sus exequias se realizarán en el Cementerio Central de Neiva.

Tras escuchar la opinión del Sacerdote, los familiares de la menor aceptaron que se le practicara un exorcismo a la niña. Nelson, quien estuvo presente, narró a esta Casa Editorial los detalles del proceso espiritual:

“Ese mismo día, el padre inició a practicar el exorcismo, el padre le rezó cuando de un momento a otro la niña cogió una fuerza descomunal; la teníamos entre cuatro hermanos, yo le sostenía una pierna y me tocaba tenerme duro mientras el padre oraba; hubo una ocasión que se alcanzó a soltar y le tiró a pegar al padre, nos tocó volver a cogerla y agarrarla más duro. El padre terminó el ritual, nos dijo que la teníamos que seguir rezando, llevándola a la iglesia y pues el padre nos dijo que eso era para que le hiciera varios exorcismos”, aseveró Betuel González.

Laura permaneció atormentada hasta el pasado cuatro de junio.  No logró soportar el suceso paranormal.

"A mi Laurita la mataron los espíritus" asegura su mamá.

“La niña falleció en la casa a las dos de la mañana, desde que empezó con ese comportamiento siempre tenía que haber alguno de la familia despierto acompañándola. Mi hermana esa noche la estaba cuidando, ella dice que la niña siempre se la pasaba moviéndose y ellas las dos estaban acostadas; cuando al rato que yo llegué, la toqué y la niña ya estaba fría, ya estaba muerta, yo quería verificar si se había muerto tocándole el pulso y no tenía”, concluyó el hermano de la menor fallecida.

"Anabelle Peruana": Muñeca poseída causa terror a familia