Mundo

La DEA desmantela multimillonarias plantaciones de marihuana en Colorado

El operativo de la DEA se concentró en el área del arroyo Kannah, un paraje en medio de un bosque federal a unos 35 kilómetros al sureste de Grand Junction, la principal ciudad del oeste de Colorado.

Por  EFE

Agencia Antidrogas (DEA) de Estados Unidos(Archivo: Reforma)

Agencia Antidrogas (DEA) de Estados Unidos | Archivo: Reforma

Denver.- Policías locales, agentes federales y efectivos de la Guardia Nacional desmantelaron varias plantaciones ilícitas de marihuana en las montañas del centro y oeste del estado, informaron este miércoles autoridades locales.

Un operativo, supervisado por el alguacil Jason Mikesell, del condado de Teller, duró 14 horas e incluyó a plantíos en esa jurisdicción y en los vecinos condados de El Paso y Las Ánimas.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Otro operativo, en este caso en el condado de Mesa, sigue abierto y está dirigido por la Agencia Antidrogas (DEA), que cuenta con helicópteros de la Guardia Nacional de Colorado.

La marihuana recreativa es legal en Colorado desde enero de 2014 y está permitido cultivar marihuana en el hogar para uso privado y hasta un máximo de seis plantas,

Pero, según el alguacil de Teller, Jason Mikesell, una investigación criminal que se inició la semana pasada llevó a detectar a un "grupo" que mantenía unas 1.500 plantas en cada uno de los sitios ahora desmantelados, con un valor en el mercado de unos cinco millones de dólares.

Hasta esta tarde se habían detenido a tres personas como parte del operativo, cada una de ellas ahora con una fianza de 50.000 dólares y con cargos estatales y federales por cultivo ilegal de marihuana.

La policía se incautó además de unos 32.000 dólares en efectivo y una cantidad no determinada de armas de fuego y de vehículos.

Según la información oficial, las plantas se usaban para crear "grandes cantidades de concentrado de marihuana" que luego se distribuían en Estados Unidos e incluso fuera del país.

Al otro del estado, en el condado de Mesa, el alguacil Matt Lewis pidió este miércoles por la mañana que las personas se alejen de la zona de Grand Mesa, donde llevan a cabo esta operación antinarcóticos, junto con agentes de la DEA y del Departamento de Seguridad Nacional.

Las actividades se concentraron en el área del arroyo Kannah, un paraje en medio de un bosque federal a unos 35 kilómetros al sureste de Grand Junction, la principal ciudad del oeste de Colorado. El lugar es tan remoto que sólo se puede llegar caminando y sólo durante el verano boreal.

Se desconoce hasta el momento cuántas plantas han sido incautadas allí o si hubo o no arrestos. Se sabe que se trata de "una investigación abierta" y que se detectó "un cultivo ilegal de marihuana en terrenos públicos".

Por su parte, como lo hizo luego de operativos similares en 2018 y en 2019, Mikesell reiteró que su misión es "deshacerse de las plantaciones ilegales de marihuana" en su condado y una vez más conectó ese crimen con "carteles mexicanos de la droga". 

Te puede interesar:

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo