Mundo

La Policía niega tener opositores detenidos en los últimos días

La opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia señaló este lunes al Gobierno de Ortega de seguir incumpliendo los acuerdos

Por  EFE

La Policía niega tener opositores detenidos en los últimos días.(AFP)

La Policía niega tener opositores detenidos en los últimos días. | AFP

Managua.- La Policía de Nicaragua informó este lunes que en sus celdas no tienen a ningún manifestante que haya sido detenido en la última semana, como denunció la opositora Alianza Cívica, que es la contraparte del Gobierno de Daniel Ortega en una negociación con la que esperan superar la crisis que estalló hace un año.

"Ante informaciones falsas y calumniosas, referidas a la supuesta detención de 160 personas a partir del 15 de abril del 2019 (...), nuestra institución policial informa que al día de hoy no hay ninguna persona detenida en celdas policiales por delitos relacionados a graves alteraciones al orden público", indicó la Policía Nacional en una declaración.

La opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia señaló este lunes al Gobierno de Ortega de seguir incumpliendo los acuerdos relativos a derechos y garantías ciudadanas suscritos el pasado 29 de marzo y que, desde entonces, la Policía Nacional ha detenido a 160 manifestantes, de los cuales 13 todavía permanecen en prisión.

En su declaración, divulgada también por el Ejecutivo y dirigida a la comunidad internacional, la Policía Nacional no confirmó ni negó de que hayan detenido a 160 manifestantes antigubernamentales en ese lapso, como denuncia la Alianza Cívica.

La semana pasada, esa institución informó que "15 personas fueron notificadas y trasladadas inmediatamente a sus casas de habitación, donde fueron recibidas por sus familiares", tras intentar participar en una movilización opositora.

En esa ocasión, la Unidad Nacional Azul y Blanco, organizadores de esa actividad convocada para el miércoles pasado, reportaron 67 detenidos por intentar participar en la movilización contra el presidente Ortega.

Entre los detenidos estaban tres mujeres y el periodista Abixael Mogollón, quien fue capturado mientras cubría el suceso y liberado horas después en una calle y tras sufrir, según denunció, "torturas, manoseo y robo" de sus pertenencias por parte de la Policía, que no se ha referido a ese caso.

Esas capturas ocurrieron en la víspera del primer aniversario del estallido social del 18 de abril de 2018, y tres semanas después de que el Gobierno se comprometiera en una mesa de negociación para superar la crisis a respetar los derechos y las garantías ciudadanas.

El Ejecutivo y la Alianza Cívica culminaron el pasado 3 de abril una negociación para superar la crisis, sin acuerdos en temas de justicia y democratización, aunque dejaron la puerta abierta para seguir las conversaciones.

Los delegados del Ejecutivo pidieron un tiempo para reflexionar sobre los puntos de verdad, justicia, reparación y no repetición, además de democratización y reformas electorales.

Nicaragua sufre una grave crisis que ha dejado 325 muertos desde abril de 2018, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos elevan a 568 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.