Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

La mula vieja del cártel de Sinaloa

NARCOTRÁFICO

Estados Unidos (The New York Times).- Los informantes casi siempre son funcionarios de bajo nivel, con pocos contactos más allá de sus manipuladores, pero Ramos conocía a todos los de la célula en Detroit.

Al abrir sus libros contables, escritos en códigos y símbolos, ofreció una pista en papel que permitía a la DEA bosquejar una extensa red que, hasta ahora, ni siquiera sabían que existía.

"Es como si hubieras conseguido al contador de Al Capone", dijo el fiscal, Chris Graveline.

Para demostrar que iba en serio, Ramos les dijo de una próxima reunión.

En pocos días, dijo, un mensajero en un vehículo recreativo, va a recoger casi $2 millones en ganancia de droga, a las 9:30 de la mañana, en un almacén en Wyandotte, Míchigan.

Moore estaba escéptico, casi nunca veían una transacción tan grande.

Esta no era una transacción grande, dijo Ramos. Es de rutina.

A la hora acordada, desde el interior de una van de vigilancia estacionada a una cuadra de distancia, Moore enfocó sus binoculares hacia el almacén. Pasaba desapercibido, un simple edificio de una planta frente a un tranquilo parque en un suburbio obrero.

"Nunca hubiéramos sabido de este lugar", dijo Moore mientras me mostraba el edificio, "No hay nada sospechoso en él".

Esperando en el almacén estaba Teddy Czach, que regenteaba McCaffery's, un bar irlandés bastante conocido en Lincoln Park, con diseño de un pub antiguo y té helado Long Island a $2.

Según Moore, Czach fue una vez un personaje importante para el cártel, pero Ramos lo había reemplazado como el principal contador. (El abogado de Czach no contestó a las peticiones de un comentario.)

Moore observó un vehículo dar la vuelta en la tranquila calle y dirigirse hacia la puerta del garage del almacén.

El conductor, Walter Ogden, el jubilado de Oklahoma, bajó del vehículo, y Czach lo ayudó a cargar una bolsas de lona. Una parada de tránsito "de rutina", después de que el vehículo inició su marcha, lo confirmó: Ogden había recogido $1.96 millones, tal y como Ramos dijo que pasaría. Los oficiales arrestaron a Ogden, "es una gran cantidad de dinero para dejar ir", dijo Moore, sin revelar al cártel que ahora tenían a una fuente infiltrada.

En los siguientes 6 meses, Moore y Ramos se reunían dos veces por semana en estacionamientos afuera de Walmart, Home Depot o Lowe's.

La organización generalmente trabajaba de la siguiente manera, Ramos le dijo: Los jefes principales del cártel en México, enviaban las drogas a una casa en Tucson, donde un contacto conocido como el "Viejo", el cabecilla de la distribución en Detroit, contrataría a un mensajero que llevará en auto las drogas a Ramos y a otros miembros del cártel en Míchigan.

La venderían a los mayores distribuidores de Detroit, gente como Pancho, el distribuidor con una pierna.

Pancho podría haber sido el blanco de una importante investigación de la DEA; pero este caso era tan grande, que Pancho se encontraba como en la tercera fila de sospechosos. (Su abogado rebatió que era uno de los distribuidores más grandes en Detroit).

Ramos resultó ser un informante ideal. Mientras que tomaba tremendos riesgos al trabajar con la DEA, era tal vez, el menos vulnerable que la mayoría.

Las autoridades no revelan de dónde es originario, pero no es mexicano y, Graveline dijo, que de alguna manera era más temerario porque "su familia no estaba en el estado de Sinaloa."

Con Moore escuchando, Ramos llamaba a los líderes del cártel en México para discutir los próximos cargamentos.

Accedió a usar dispositivos de videograbación en sus reuniones que se llevaban a cabo en Intocables, un taller de autos, y en los varios estacionamientos donde se encontraba con los distribuidores en autos estacionados.

Fue Ramos quien primero le dijo a Moore sobre el mensajero anciano con el que el cártel le gustaba trabajar. Sólo lo conocía como el "Tata".

El 17 de septiembre de 2011, Ramos se reunió con el "Tata" en el almacén de Czach.

Fue la primera vez que Moore vio al "Tata".