Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mundo

La policía federal de Brasil pide imputar a Temer

La popularidad de Temer ha estado en un solo dígito desde el año pasado, y el presidente decidió no postularse en las elecciones nacionales de octubre

Por: AP

El presidente brasileño Michel Temer llega a la ceremonia por el Día del Soldado en la sede de la Armada en Brasilia, Brasil, el viernes 24 de agosto de 2018. (AP Foto/Eraldo Peres)

El presidente brasileño Michel Temer llega a la ceremonia por el Día del Soldado en la sede de la Armada en Brasilia, Brasil, el viernes 24 de agosto de 2018. (AP Foto/Eraldo Peres)

RÍO DE JANEIRO (AP) — La policía federal de Brasil interpuso un informe el miércoles en el que solicita se presenten cargos contra el presidente Michel Temer, lo que podría derivar en su suspensión del cargo.

Una investigación obtuvo evidencia de que Temer se embolsó alrededor de 300.000 dólares en sobornos por parte del gigante de la construcción Odebrecht _que se encuentra en el centro de un amplio escándalo regional de corrupción_, de acuerdo con el informe de la policía.

Temer ha sobrevivido a dos intentos más de imputarlo. El impopular mandatario ha negado haber cometido alguna acción ilegal.

El máximo tribunal de Brasil indicó que recibió el informe el miércoles, mismo que será enviado a la procuradora general Raquel Dodge, quien decidirá si Temer deberá ser imputado por tercera vez desde que asumió el cargo en 2016.

Temer nombró a Dodge. Los dos intentos previos de imputar al mandatario fueron realizados por uno de sus adversarios, el exprocurador general Rodrigo Janot.

Si Dodge decide avanzar en el caso, dos terceras partes de la Cámara de Diputados tendrían que votar para suspender a Temer y llevarlo a juicio. En dos ocasiones previas el órgano rechazó los cargos en su contra.

El mandato de Temer termina el 31 de diciembre, cuando completará el período de Dilma Rousseff, quien fue destituida por supuesta malversación de las finanzas federales.

La popularidad de Temer ha estado en un solo dígito desde el año pasado, y el presidente decidió no postularse en las elecciones nacionales de octubre.

Los fiscales brasileños pidieron el martes a un juez que aprobara los cargos contra el candidato presidencial conservador Geraldo Alckmin. Acusaron al exgobernador del estado de Sao Paulo de recibir contribuciones ilegales de campaña por parte de Obredecht por un total de 2,5 millones de dólares para su elección en 2014.

Alckmin, quien enfrenta dificultades para ascender en las encuestas, niega haber cometido alguna acción ilegal. Sus abogados calificaron la acusación como “ruido de un procurador” antes de los comicios.

Los investigadores de la fiscalía del estado de Sao Paulo dijeron que se deberían suspender los derechos políticos de Alckmin, pero que es improbable que eso ocurra antes de las elecciones.

La misma fiscalía busca presentar cargos contra otro probable candidato presidencial, Fernando Haddad del Partido de los Trabajadores.

Se prevé que Haddad asuma la candidatura presidencial del partido en lugar del expresidente encarcelado Luiz Inácio Lula da Silva, a quien el Tribunal Superior Electoral le prohibió postularse el sábado.

Lula encabeza las encuestas de opinión pese a su condena por corrupción y lavado de dinero. Niega haber hecho alguna acción indebida.

Haddad, quien por el momento es el candidato del Partido de los Trabajadores a la vicepresidencia del país, dijo durante un evento de campaña en Sao Paulo que el partido apelará el fallo del tribunal electoral ante el Supremo Tribunal Federal de Brasil. El PT tiene hasta el martes para reemplazar a Lula en la contienda presidencial.

En esta nota:
  • Brasil
  • Río de Janeiro
  • Policía Federal
  • Michel Temer