Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mundo

La reacción del Chapo Guzmán tras conocer su veredicto

Joaquín "El Chapo" Guzmán escuchó atento el veredicto leído por el Juez Brian Cogan, en el que fue declarado culpable de los cargos que se le acusan

Por: El Debate

El Chapo Guzmán saluda a su esposa Emma Coronel en la sala de Corte, donde fue declarado culpable de los cargos que se le acusan.(EFE)

El Chapo Guzmán saluda a su esposa Emma Coronel en la sala de Corte, donde fue declarado culpable de los cargos que se le acusan. | EFE

Nueva York, Estados Unidos.- La reacción de Joaquín "El Chapo" Guzmán tras conocer el veredicto final del jurado en una corte de Brooklyn fue discreta, el mexicano le sonrió levantemente a su joven esposa, Emma Coronel y se puso la mano en el corazón.

El Chapo Guzmán, de 61 años, fue declarado culpable este martes de los 10 cargos que se le acusan, después de casi una semana de que el jurado comenzó a deliberar un juicio de tres meses de duración.

Joaquín Guzmán Loera fue declarado culpable de los 10 cargos que se le acusan. Foto: EFE

El exjefe del cártel de Sinaloa, escuchó detenidamente el veredicto leído por el juez Brian Cogan en la sala de Corte Federald e Brooklyn.

Vestido con un traje de color gris oscuro y una camina beige, el Chapo Guzmán volteó a ver su esposa, de 29 años, vestida con un pantalón negro muy ajustado y una chaqueta verde, y le hizo el leve gesto como una señal para tranquilizarla.

En respuesta, ella le levantó el pulgar de la mano derecha, cruzó sus manos en el pecho y le tiró un beso antes de que el capo sinaloense fuera retirado de la sala por los alguaciles.

El Chapo Guzmán y Emma Coronel se hicieron señas tras conocer el veredicto final del mexicano. Foto: EFE

Cuando se aprestaba a salir de la Corte, un corresponsal de Televisa le preguntó si daría declaracionnes, pero ella le dio una rotunda negativa. Otra reportera se le acercó y le ofreció un pañuelo dicinéndole "lo siento mucho", pero Emma respondió: "No voy a llorar, aquí no ha muerto nadie".

Posteriormente, la esposa de Joaquín Guzmán salió de la sala sin decir una sola palabra.

En esta nota: