Política

La relación México-Estados Unidos va más allá de las personas

El triunfo del demócrata Joe Biden generará una relación diplomática más armoniosa y sin amenazas entre México y Estados Unidos, afirma el internacionalista e investigador de la UNAM Roberto Zepeda

Por  Francisco Castro

López Obrador se reunió con Joe Biden cuando este era vicepresidente de los Estados Unidos, en 2012.(Reforma)

López Obrador se reunió con Joe Biden cuando este era vicepresidente de los Estados Unidos, en 2012. | Reforma

México.-  El triunfo del demócrata Joe Biden sobre el republicano y aun presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, vislumbra un mejor panorama para la relación bilateral entre México y Estados Unidos, pero al mismo tiempo plantea una serie de retos para la cooperación en temas migratorios, laborales, de comercio y de seguridad, advirtió el internacionalista e integrante del Centro de Investigaciones sobre América del Norte, el doctor Roberto Zepeda Martínez.

En entrevista para Debate, el profesor de la  Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y doctor en Relaciones Internacionales por la misma institución, admitió que, aunque México ya tenía un avance importante en la relación bilateral con Estados Unidos, con un buen entendimiento entre Andrés Manuel López Obrador y Donald Trump, esta relación no estaba libre de algunos problemas, que incluso lo que la ha caracterizado, además de la cooperación, es también el conflicto, añadió.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Y recordó el tema migratorio, en donde Trump amenazó al Gobierno mexicano para que participara de manera más evidente en la detención de los flujos migratorios que venían de Centroamérica y atravesaban México hacia Estados Unidos.


No obstante, a pesar de la desventaja en que está nuestro país frente a la nación vecina, por ser esta 10 veces más grande económicamente, "al final del día la relación México-Estados Unidos va más allá de las personas; sí ayuda, obviamente, pero es una relación más institucional, hay un andamiaje institucional, y a Estados Unidos también le conviene tener a México como un aliado, como un socio importante en términos comerciales, migratorio y de seguridad, y eso va más allá de quién ocupe la Presidencia", insistió Zepeda Martínez.

Migración, uno de los retos

Partiendo de que el presidente electo del país vecino fue vicepresidente en la Administración de Barack Obama, un Gobierno que realizó deportaciones como ningún otro —un promedio de 400 mil al año durante la primera mitad, según cifras del ICE—, Roberto Zepeda considera que, en primer lugar, la Administración de Biden tendrá que implementar un cambio en este tema, sobre todo porque en campaña el demócrata criticó la política de Trump de separar a los migrantes infantes de sus padres, y se espera una política migratoria más humanista.

"Eso obviamente no impide que se siga esa política de deportaciones, esa política de discriminación a los migrantes".

Recordó que muchos de los que integrarán el gabinete de Biden fueron funcionarios con Obama, incluso algunos con Bill Clinton, además de que la política migratoria es una política interna no bilateral, por lo que a México no lo invitan a negociar.

Relación diplomática

En cuanto al reto de la relación diplomática entre ambas naciones, el investigador de la UNAM refirió que el secretario de Estado de Joe Bien será Antony Blinken, un funcionario más proclive al multilateralismo, es decir, a tener una relación más activa en el ámbito internacional, quien trabajó con Obama y Clinton.

"Estados Unidos es una potencia hegemónica, con muchas agendas, en Europa, Oriente Medio, en Corea del Norte, con muchos temas qué resolver. Y aunque México y Latinoamérica sí están en su agenda, ellos tienen otras prioridades, y eso fue lo que pasó con Obama: México no ocupaba un lugar importante en la agenda de relaciones internacionales de Estados Unidos. Eran el tema del pacto nuclear con Irán, el tema de la guerra contra el terrorismo, el tema de Siria". 

Incluso anticipa un cambio en donde probablemente no se fortalezca la relación bilateral con México, pero tampoco va a empeorar.

"A Estados Unidos le conviene que México esté bien, más allá de felicitaciones y todo eso. Creo que Biden debe también entender este contexto de México".

Relación comercial

Con el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) en marcha desde el 1 de julio pasado, Roberto Zepeda anticipa una mayor supervisión de los Estados Unidos en temas laborales, sindicales y salariales, pues recordó que, a diferencia del TLCAN, en este nuevo tratado los temas laboral y ambiental son capítulos y no anexos del acuerdo, lo que significa que la Unión Americana puede emprender una demanda por incumplimiento en estas materias, entre las que recuerda la libertad sindical y el pago de 16 dólares la hora en el 40 por ciento de la producción de autopartes.

En seguridad, advierte una continuidad en el paradigma de una guerra contra las drogas, en donde considera que se debe cambiar la ruta de atacar solo la oferta de drogas y no solo la demanda o la desarticulación de grupos criminales, pues eso al final solo genera más violencia en México.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo