Mundo

Le explotan los intestinos a una mujer por cicatriz de cesárea

La mujer necesita cinco nuevos órganos de un solo donante para salvar su vida luego de que los intestinos le explotaran por una cicatriz de cesárea

Por  Malena Jaquez

Le explotan los intestinos a una mujer por cicatriz de cesárea.(Foto Facebook Michelle Oddy)

Le explotan los intestinos a una mujer por cicatriz de cesárea. | Foto Facebook Michelle Oddy

Michelle Oddy vive unos de los peores momentos de su vida, necesita un milagro para seguir viviendo. A la mujer de 43 años le explotaron los intestinos por la cicatriz de una cesárea. Oddy ocupa transplante de hígado, el páncreas, el intestino delgado, el intestino grueso y la mitad de su estómago, pero además, necesita que los cinco órganos sean de un solo donante.

Los órganos deben ser reemplazados en un trasplante increíblemente raro de 20 horas con un 35% de posibilidades de que muera, sin embargo, es su única esperanza para seguir viviendo y no dejar solos a su esposo e hija. .

Explotan intestinos por cicatriz de cesárea, necesita cinco órganos de una sola persona para poder vivir.  Foto: Facebook

Michelle padece la enfermedad de Crohn, es una enfermedad intestinal inflamatoria crónica que afecta el recubrimiento del tracto digestivo y puede ocasionar dolor abdominal, diarrea, pérdida de peso, anemia y fatiga. A través de las redes sociales Michelle suplica ayuda.

Michelle necesita los órganos del mismo donante, para reemplazar la mayor parte de la mitad inferior de su abdomen después de que se despertó y descubrió que sus entrañas estallaron y derramaron sangre y heces, así lo dio a conocer en una entrevista a ilkestonadvertiser.

Las entrañas de mi estómago se estaban cayendo, había sangre por todas partes.

La mujer no puede hacer nada y tiene un gran agujero en el estómago, ahora solo quiere disfrutar de la comida pero no puede. Michelle comenzó a perder peso dramáticamente y cuando sus órganos se juntaron le daban solo dos días de vida pero fue al hospital justo a tiempo y recibió una NPT o alimento líquido que se instaló en su casa después de pasar cuatro semanas en el hospital.  

Seis noches a la semana, una enfermera visita la casa de Michelle para administrar el alimento líquido, que envía nutrientes vitales directamente a sus principales arterias.

Michelle está casada con Laura y tiene una hija que han sido la fuerza para seguir adelante:

Mi peso comenzó a mejorar, pero todavía tengo una enfermera que viene a mi casa para alimentarme todos los días, es una locura, no puedo seguir viviendo así,  expresó la mujer de 43 años.

Las cosas se están poniendo peor porque su alimentación artificial está fallando debido a infecciones que le destruyen las venas y se están quedando sin opciones.