Mundo

Lo sentencian por hacer una fiesta para que su esposa muriera

Debra Lynn Johnson, de 69 años, le rogó que la llevara a su casa a morir en enero, y celebraron una "fiesta de la muerte"

Por  Andres Rodriguez

Lo sentencian por hacer una fiesta para que su esposa muriera(Pixabay)

Lo sentencian por hacer una fiesta para que su esposa muriera | Pixabay

Minnesota.- Un hombre de Minnesota que lanzó a su esposa enferma a una "fiesta de la muerte" alimentada por las drogas fue sentenciado a tres años tras las rejas después de llegar a un acuerdo de culpabilidad, según un informe.

Duane Arden Johnson, de 59 años, quien se declaró culpable de negligencia criminal en junio, fue sentenciado el lunes en un acuerdo de culpabilidad aprobado por el juez Robert Docherty, según Mankato Free Press.

Le dieron crédito por 201 días ya cumplidos en la cárcel. Un cargo de asesinato en tercer grado fue desestimado en el acuerdo de culpabilidad.

Johnson dijo a los investigadores que su esposa, Debra Lynn Johnson, de 69 años, le rogó que la llevara a su casa a morir en enero, y celebraron una "fiesta de la muerte" que incluía tomar metanfetamina.

Un Johnson desnudo salió corriendo, gritó que su esposa estaba muerta y luego regresó a la casa, según el informe policial. La policía lo encontró en una bañera, donde dijo que estaba tratando de limpiar pequeñas "cosas" blancas y negras de su piel.

También encontraron 47 armas y cientos de rondas de municiones. Durante la fiesta de la muerte de varios días, la pareja tocó su canción favorita, "Metal Health" de Quiet Riot, y abusó de la metanfetamina.

Confiesa homicidio de esposa en el 13 aniversario del crimen

Un hombre confesó el homicidio de su esposa en el 13 aniversario de su muerte. Este se cometió el 4 de agosto del 2006, durante una pelea domestica.

El pasado domingo 4 de agosto Keith Comfort, sorprendió a la jefatura de policía del Lake Geneva al confesar el crimen cometido años atrás.

Lake confesó que durante una pelea con Megan Shultz, su esposa, la tumbó al suelo y estrangulo, después de que ella se abalanzará “frenética” sobre él en medio de “gritos”. Tras quitarle la vida la colocó dentro en una bolsa de plástico, que arrogó a un contenedor de basura.

Pixabay

Para evitar preguntas de su suegra y  justificar la ausencia de Megan, Lake, levantó un reporte por desaparición. En el mismo argumento que la vio por última vez cuando ella abandonó el hogar.

Antes de que se cumplieran las tres semanas de haber levantado el reporte por desaparición, Lake, solicitó el divorcio y se mudó a Winsconsin, donde se volvió a casar. Sin embargo este matrimonio se disolvió desde hace un año y desde entonces el sujeto vivía en un motel.

Ante la confesión de Lake en el aniversario del crimen, el departamento de policía quedó perplejo, debido que es poco común confesiones de ese tipo. Al día siguiente de este suceso, el fiscal del condado presentó cargos por homicidio.

  • Minnesota