publicidad
Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Los nuevos peligros mortales tras el paso de Irma

Cinco personas murieron y más de una decena recibieron tratamiento al aspirar el humo en las zonas de Orlando, Miami y Daytona Beach.

HOLLYWOOD, Florida, EE.UU. (AP) — Los residentes de Florida que intentan reanudar sus vidas tras el paso del huracán Irma, ahora son víctimas de nuevos peligros como el calor bochornoso, accidentes al levantar escombros, incendios y emanaciones mortíferas de los generadores.

El miércoles, las autoridades reportaron la muerte de seis residentes de un hogar para ancianos en Hollywood que se quedó sin electricidad. Aunque se desconocen las causas, las autoridades creen que fue debido al calor. La policía y los bomberos iniciaron la evacuación del Centro de Rehabilitación Hollywood Hills debido a las muertes.

En la zona de Miami, desalojaron un edificio residencial para ancianos en Coral Gables al determinarse que la falta de electricidad lo volvía inseguro. En la residencia para jubilados Century Village de Pembroke Pines fue necesario ayudar a las personas varadas en pisos altos sin servicio de ascensores. Más de la mitad de los 15.000 residentes carecían de electricidad.

Foto: AP

ALERTA

Cinco personas murieron y más de una decena recibieron tratamiento al aspirar el humo en las zonas de Orlando, Miami y Daytona Beach.

Aparte de estos decesos, al menos 13 personas murieron en circunstancias derivadas de Irma, en algunos casos al realizar la limpieza mucho después de la tormenta. Un hombre de Tampa que cortaba ramas con una motosierra murió cuando la herramienta se le escapó de las manos y le seccionó la arteria carótida.

Además se atribuyó a Irma cuatro muertes en Carolina del Sur y dos en Georgia. Al menos 37 personas murieron en el Caribe.

En los Cayos de la Florida, autoridades locales rechazaron el cálculo inicial de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés) de que el 25% de las viviendas fueron destruidas y el resto sufrieron daños graves.

“El daño parece enorme desde el aire, pero cuando se levantan los árboles y los escombros, se ve que las casas no sufrieron tanto daño”

dijo la comisionada de salud del condado de Monroe, Heather Carruthers.

Foto: AFP

Los Cayos sufrieron el impacto pleno de Irma, que llegó el domingo con vientos de 209 kilómetros por hora (130 millas).

El asesor de seguridad nacional del presidente Donald Trump, Tom Bossert, dijo que el gobierno federal buscar asistir a los habitantes de los cayos con ayuda para alquilar alojamiento en hoteles o viviendas prefabricadas. Trump planea viajar a Florida el jueves.

Bossert dijo a Fox News que durante su visita, Trump “verificará que las tropas que envió están cumpliendo sus tareas y agradecerá a la gente que ha estado trabajando sin descanso”.

Foto: AFP

El costo económico de Irma para Florida incluye 250 millones de dólares en gastos de preparativos y recuperación de 31 agencias estatales.

Los funcionarios de agricultura estudian los daños sufridos por las plantaciones de cítricos.

El número de personas sin suministro eléctrico en medio del calor bochornoso de fines del verano bajó a 2,5 millones, apenas por debajo de la mitad de la población. Las compañías de electricidad dijeron que la plena restauración del servicio les tomará 10 días o más. Unas 110.000 personas seguían alojadas en refugios.

Foto: AFP

LA EXTRAÑA MANERA EN QUE DESAPARECIÓ IRMA 

El poderoso huracán Irma poco a poco se acercaba a las costas de Florida. Los vientos arreciaban y comenzaban lluvias cada vez más fuertes… y, en un momento, el mar "desapareció", eplicaron los especialistas que no siempre pasa esto.

"No siempre pasa esto, depende de la fuerza y de la dirección de los vientos del huracán", explicó un meteorólogo del Centro Mundial de Pronósticos de The Weather Company.

US-FLORIDA-BEGINS-LONG-RECOVERY-AFTER-HURRICANE-IRMA-PLOWS-THROU
Foto: AP

De acuerdo con el experto, para comprender este fenómeno debemos entender la estructura y el movimiento del huracán. Los vientos de los ciclones tropicales, cuando se forman al norte del Ecuador, circulan contrario a las manecillas del reloj, es decir, de derecha a izquierda.