Mundo

Los secuestros más notorios en la crónica policial de Brasil

Brasil amaneció impactado por la toma de un autobús con rehenes, según estadísticas, ocurren cerca de 500 secuestros por año. Los más notorios:
 

Por  EFE

El secuestrador de un autobús con pasajeros (c-i, encapuchado) muestra uno de sus rehenes a miembros de la Policía en Río(EFE)

El secuestrador de un autobús con pasajeros (c-i, encapuchado) muestra uno de sus rehenes a miembros de la Policía en Río | EFE

Río de Janeiro.- Brasil amaneció este martes impactado por la toma de un autobús con rehenes en el puente que une Río de Janeiro a la vecina Niteroi, que revivió sucesos similares de la crónica policial y acabó con el único raptor abatido.

Las motivaciones del delincuente aún no han sido esclarecidas, pero el hecho se suma otros casos de enorme repercusión en Brasil, un país en el que, según estadísticas oficiales, ocurren cerca de 500 secuestros por año. Los más notorios han sido los siguientes:

- Junio de 1990: El drama del creador de Rock in Rio

El empresario Roberto Medina, famoso en el mundo de la música como creador y promotor del festival Rock in Rio, fue secuestrado el 6 de junio de 1990 por narcotraficantes y liberado 15 días después a cambio de 2,5 millones de dólares.

Era una época en que los secuestros menudeaban en Brasil, pero el sufrido por Medina tuvo un impacto enorme, incluso por su amplia repercusión en el mundo de la música y la cultura.

- Mayo de 1994: El padre de Romario y la conmoción en el fútbol

En mayo de 1994, Romario vivía uno de sus mejores momentos en el Barcelona FC, cuando fue sorprendido por el secuestro de su padre, Evadair Farias, cuando salía de un bar en Río de Janeiro.

El suceso conmocionó al mundo del fútbol. Romario permaneció en España, pendiente de las investigaciones, y llegó a amenazar con no jugar el Mundial de EE.UU. si su padre no era liberado.

Farias fue rescatado por la Policía tres ocho días en cautiverio. Su hijo, finalmente, jugó un mes después el Mundial y fue clave para la conquista del cuarto título mundial de la Canarinha.

- Junio de 2000: El "Ómnibus 174"

El 12 de junio de 2000, un hombre secuestró un autobús de la línea 174 de Río de Janeiro. El hecho movilizó a cientos de policías y periodistas, adquirió una fuerza mediática desconocida hasta ese momento y fue transmitido en directo por todos los canales.

Acabó tras seis horas de tensión con la muerte de una rehén a manos de la Policía, cuando el secuestrador parecía dispuesto a entregarse.

El autor del hecho, Sandro de Nascimento, murió en circunstancias poco claras cuando era trasladado herido hacia un hospital. Luego se supo que era sobreviviente de la llamada "matanza de La Candelaria", ocurrida en 1993, cuando ocho niños que vivían en la calle fueron asesinados por grupos parapoliciales en Río de Janeiro.

- Agosto de 2001: El presentador más popular en el punto de mira

En agosto de 2001, la víctima fue Silvio Santos, uno de los más populares presentadores de la televisión brasileña. Su hija Patricia Abravanel fue secuestrada y liberada tras el pago de 2 millones de dólares.

Una semana después, acorralado por las autoridades, uno de los miembros de la banda llegó a la casa de Santos, en Sao Paulo, sometió al presentador y a su familia y exigió garantías para entregarse.

Se rindió después de ocho horas, solo después de que el entonces gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, se dirigió personalmente a la mansión y aseguró que todos sus derechos serían respetados.

- Diciembre de 2001: La antigua guerrilla ataca en Brasil

El 11 de diciembre de 2001, el publicista Washington Olivetto fue secuestrado por un grupo armado en Sao Paulo.

Permaneció cautivo durante 53 días y fue rescatado por la Policía, que también capturó a seis de los miembros de la banda, que resultaron ser chilenos, argentinos y colombianos, todos antiguos integrantes de movimientos guerrilleros y condenados a 30 años.

Uno de los cabecillas, el chileno Mauricio Hernández Norambuena, exguerrillero del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), fue extraditado precisamente este martes a su país, donde fue condenado por el asesinato de un senador y otros delitos.

Mauricio Hernández Norambuena. / Archivo AFP.

- Octubre de 2008: La joven Eloá y la muerte televisada

Eloá Cristina Pimentel tenía 15 años, cuando un exnovio llegó a su casa armado en un suburbio de Sao Paulo y la hizo rehén junto a una amiga.

Las retuvo durante cinco días sin llegar a aclarar nunca sus exigencias, hasta que la Policía irrumpió en el apartamento y hubo un intenso tiroteo transmitido en directo por la TV.

El secuestrador y la amiga de Eloá resultados heridos. Ella murió víctima de dos balazos, que la Policía atribuyó al delincuente.